[Crítica] Duet For One, teatro sin artificios (Teatro Guindalera)

[Crítica] Duet For One, teatro sin artificios (Teatro Guindalera)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Duet For One, teatro sin artificios (Teatro Guindalera)

Duet For One

Director:

Juan Pastor

Reparto:

Juan Pastor y María Pastor

Género:

drama

Año:

2014

9.5

· 20 marzo, 2014

Foto: Alicia González

Cuando Tom Kempinsk escribió esta obra de ficción en 1980 Jacqueline du Pré encaraba los últimos siete años de vida, una vida joven que se fue empapada por una enfermedad degenerativa llamada esclerosis múltiple, una vida por y para la música.

La historia de Stephanie (María Pastor) es un calco de la vida de Jaqueline du Pré, así que Juan Pastor, que dirige y coprotagoniza esta puesta en escena, decidió con buen criterio, cambiar el violín del texto original por el chelo, quizá para acercar definitivamente la ficción a la realidad que la inspiró.

Animada por su marido, Stephanie acude a la consulta del prestigioso Dr. Feldman (Juan Pastor), para tratar su problema, para que le guíen en su metamorfosis. En ese momento da comienzo el magnífico duelo entre paciente y terapeuta, el mismo que se da entre la pasión e incapacidad, la frustración y la lógica. La vida se convierte en una batalla cuando amas tu profesión, la amas tanto que es parte de ti, que es tu vida misma, y de repente te cortan el camino. Seis sesiones-escenas son los seis asaltos en los que María Pastor explota en talento, derramando todo el amor que tiene a su forma de vida, el teatro, y poniéndolo al servicio de su personaje, dando lugar a la interpretación de su vida hasta la fecha. Magnífica, nos muestra las mil caras de una mujer frustrada por un cambio de vida indeseado, por una enfermedad cruel, por la incomprensión que muestran las vidas corrientes a las de los grandes genios.

critica-teatro-duet-for-one-Alicia-Gonzalez-Maria-Pastor-Juan-Pastor-3

El miedo, la negación, el sarcasmo, la autocompasión, el llanto, la autodestrucción, el odio, la ternura, la aceptación, la pasión, pasan por su rostro a lo largo de la obra con una naturalidad impecable. Dura rival para un valiente Juan Pastor, que bajo la prudencia de su personaje, se va creciendo en escena hasta ponerse al nivel que ella demanda en su ataque, de una manera más templada e igual de firme defiende su papel como lo hacen los maestros.

Ahora son ellos los que encaran la recta final de la obra, que finaliza su propio viaje el día 28 de este mes. Así pues les quedan cuatro ocasiones para disfrutar de una delicatesen de la Compañía que ofrece siempre lo más exquisito del cartel madrileño. El marco temporal de la contienda está pincelado por el vestuario y la escenografía, pero permite al espectador decidir sobre él, al igual que sobre el final, que abierto plantea otro sin fin de dudas. Sin duda, es una de esas obras que se llevan a casa y se saborean durante días, quizá de esas que te acompañan para siempre.

Jueves y Viernes a las 20:30 en el Teatro Guindalera.
Reserva de entradas Tel. 91 361 55 21

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »