10 documentales más falsos que el Oscar de Leonardo Dicaprio

10 documentales más falsos que el Oscar de Leonardo Dicaprio
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

10 documentales más falsos que el Oscar de Leonardo Dicaprio

Por · 3 Marzo, 2014

Joaquin Phoenix

Justo ayer se cumplía una semana de la emisión de Operación Palace, el falso documental que ha marcado un  hito mediático en la televisión de nuestro país. Todos caímos como moscas en la trampa de Jordi Évole, y muchos siguen preguntándose si el resultado fue una genialidad o una chabacanería.

Sea como sea, el falso documental –  mockumentary en la acepción inglesa de la palabra– ha demostrado con el paso de los años que su capacidad para generar debate y controversia sigue intacta, y que la información y la de veracidad son armas de doble filo. En la historia del cine y de la televisión hay muchos casos de falsos documentales que han conseguido jugar con el espectador de forma inteligente.

1.- La cosecha Suiza de los espaguetis (BBC, 1957)

Si hay un mockumentary que ha marcado un hito en la historia del género ese es La cosecha suiza de los espaguetis. En el día de los inocentes de 1957, dentro del respetado programa Panorama de la BBC, se emitió un reportaje sobre una familia que vivía en la parte italiana de Suiza y que se dedicaba al cultivo tradicional de los spaghettis. Hicieron creer al pueblo británico que los spaghettis brotaban de los árboles, y que el resultado óptimo de la cosecha era fruto de años y años de mejoras en el cultivo. Fue tal la credibilidad que transmitió la información, que la BBC recibió cantidades ingentes de llamadas de gente curiosa por saber qué debía hacer para plantar un árbol de espaguetis en su casa.

2.- Fraude (Orson Welles, 1973)

Si hay quien le pilló el gustillo a eso de hacer creíble la mentira fue Orson Welles. En 1938 ya causó avalanchas de coches en las autopistas estadounidenses ante la supuesta invasión alienígena que narró en su célebre emisión radiofónica La guerra de los mundos. Cerrando el círculo, la última película de su filmografía es Fraude, que pretendía dejar en evidencia los montajes de la industria del arte. Para ello, dos célebres estafadores, Emyr d’Ory y Clifford Irving iban a tratar conseguir que Pablo Picasso autentificará un cuadro como suyo. Y lo consiguieron… o eso nos hicieron creer.

3.- Alternativa 3 (Anglia TV, UK, 1979)

La vida en la Tierra se está haciendo insostenible. Unos reporteros de televisión reciben, de manos de un científico británico, un dossier que lleva por nombre Alternativa 3. Poco tiempo después de hacerle entrega de la información, el científico muere en un misterioso accidente cerrando a los reporteros toda oportunidad de comunicarse con él de nuevo. ¿Qué  contenía? 3 alternativas ante la inminente inviabilidad de la vida en nuestro planeta: vivir bajo el mar, bajo la tierra o colonizar un nuevo planeta. Los reporteros investigan y descubren que ya está en marcha un plan para escoger los primeros humanos que van a ser trasladados a Marte.

4.- Holocausto Caníbal (Ruggero Deodato, 1980)

Otro buen ejemplo de falso documental del tipo “cinta encontrada” es Holocausto Caníbal. Cuenta la historia de cuatro jóvenes realizadores que se adentran en la selva amazónica de América del Sur buscando documentar cómo es la vida de las tribus nativas, de las que se dice que aún practican el canibalismo. El resultado es un mockumentary que juega con los límites del morbo humano y su reacción ante el gore más extremo.

5.- Zelig (Woody Allen, 1983) 

Este falso documental del genio neoyorquino cuenta la historia de Leonard Zelig, un extraño hombre que comienza a captar la atención de todo el mundo debido a sus repetidas apariciones públicas con aspectos muy dispares. Y es que Zelig tiene la capacidad de mutar su apariencia para adaptarse al medio en el que se desenvuelve, hecho que provoca que se le conozca como el hombre camaleón. Su peculiar habilidad, que es consecuencia de su necesidad de ser aceptado, le convierten en un autentico fenómeno mediático.

6.- La verdadera historia del cine (Peter Jackson, 1995) 

El cineasta Peter Jackson también hizo su incursión en este género en 1995. La verdadera historia del cine es un falso documental que nos presenta a Colin McKenzie, un cineasta inventado para la ocasión que, según nos dicen, fue el auténtico creador del cine sonoro y del cine en color. En menos de una hora nos desmontan la tesis oficial de los inicios de la historia del cine.

7.- El proyecto de la bruja de Blair (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, 1999)

La película El proyecto de la bruja Blair jugó con el público desde su concepción. Los artífices de este falso documental hicieron creer a la audiencia que el material que habían encontrado pertenecía a 3 jóvenes cineastas que desaparecieron mientras realizaban un documental sobre la misteriosa historia de esta bruja. Una página web que hablaba sobre el trágico suceso le dio la credibilidad necesaria y generó curiosidad en el espectador, que acudía al cine creyendo que iba a presenciar a una historia real. Esta astuta estrategia de marketing alcanzó resonancia mundial y le supuso a sus creadores el mayor éxito comercial de la historia: costó menos de 4 millones de pesetas y, sólo en Estados Unidos, recaudó más de 20.000 millones.

8.- El dúo de Larry Charles y Sacha Baron Cohen

El cómico británico Sacha Baron Cohen ha dedicado gran parte de su carrera como director a la realización de falsos documentales que lo han convertido en toda una celebridad. Desde Ali G, pasando por Borat, Bruno o el más reciente almirante Haffaz Aladeen en El dictador, Charles y Baron Cohen llevan el género del falso documental  a un nivel pocas veces explorado, ya que el actor se mimetiza con el personaje en cuestión en busca siempre de la polémica.

9.- Operación Luna (Televisión Francesa, 2002)

Este documental añade sombras y especula sobre la falsedad de las famosas imágenes de la llegada del hombre a la luna. Según los artífices de la cinta, el entonces presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, habría encomendado a Stanley Kubrick el rodaje de estas imágenes, que serían emitidas a nivel mundial para demostrar la supremacía americana a nivel tecnológico y acabar, a golpe catódico, con la guerra espacial con la URSS.

10.- I’m still here (Casey Affleck, 2010)

Tras el estreno de Two Lovers, Joaquin Phoenix hizo público su hartazgo del mundo de la interpretación. Anunció su retirada diciendo que iba a volcarse en su faceta de cantante de hip-hop. En sus apariciones en público desde entonces, que disminuyeron considerablemente, mostraba un comportamiento grosero y poco habitual en él, mientras su cuñado Casey Affleck, que se convirtió en su sombra, lo grababa todo. En septiembre de 2010, en el festival de Venecia, se supo que todo formaba parte de un un falso documental, una pantomima ideada por ambos que exploraba la libertad y la relación entre los medios de comunicación, sus consumidores y los famosos en Hollywood.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »