#Goya2014, un año más llegó la esperada Fiesta del Cine Español.

#Goya2014, un año más llegó la esperada Fiesta del Cine Español.
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

#Goya2014, un año más llegó la esperada Fiesta del Cine Español.

Por · 10 Febrero, 2014

premiosgoya2014enriquecidonchamuchachadanui2

Y un año más, estamos deseando que llegue la mañana siguiente para despellejar, despotricar y rajar (lo que viene siendo criticar constructivamente) la “maravillosa” Gala de los Premios Goya, donde año tras año se siguen superando. Desde B-Side, no podíamos dejar pasar la ocasión

Manel, lo has intentado. Pero no. Reconocemos tu esfuerzo y te respetamos; tras Corbacho y Eva Hache era complicado disminuir la cualidad soporífera tan característica de esta entrega de premios, de la cual nos quejamos todos los años. Más difícil aún si tenemos en cuenta que semanas antes tuvieron lugar los primeros Premios Feroz, que sirvieron como ejemplo de una gala ágil, divertida y mordaz presentada por una extraordinaria Alexandra Jiménez (a la que propondríamos desde ya como presentadora para el año que viene). Tomen nota, por favor. Aprendamos en este país a hacer espectáculo y no a darlo.

Imposible pasar por alto la absurda insistencia que tenemos en incluir números musicales, que dan la sensación de no estar siquiera ensayados. Habiendo grandes actores y actrices de musicales, volvemos a insistir en poner a cantar a caras quizás más conocidas, pero que deslucen este tipo de momentos. Suerte que luego siempre vienen los de Muchachada Nui y nos salvan la noche.

Para colmo de colmos, el ministro Wert nos privó de su presencia y, con ello, del “morbillo” de saber que la gala de los Goya siempre es un momento donde la reivindicación comparte el protagonismo con los premiados. El pobre hombre sospechaba que le iban a dar hasta en el cielo de la boca, y se reorganizó la agenda.

premiosgoya2014enriquecidonchamejorpeliculacristinahueteydavidtruebaporviviresfacil...

Como última molestia que es necesari0 poner de manifiesto (por prescripción médica, lo aseguro) es ese empeño que tenemos en el mundo del cine por degradar al cortometraje. Premios que fueron despachados en cuestión de 5 minutos por un brillante Alex O’Dogherty, que bien podría haber sido un maestro de ceremonias mucho más acertado que el asignado.

Pero entremos en materia. En general, no ha sido en absoluto un mal año para el cine español (obviando la situación en la que nos encontramos). Películas como La Herida o Vivir es fácil con los ojos cerrados ponen de manifiesto que en España podemos (y sabemos) hacer buen cine. La ganadora en cantidad fue Las Brujas de Zugarramurdi, con un total de 8 cabezones, eso sí, todos referidos a categorías técnicas y de producción. Sin embargo, la triunfadora y protagonista de la noche fue una de las anteriormente mencionadas, Vivir es fácil con los ojos cerrados de David Trueba, al llevarse seis de los importantísimos galardones a los que optaba, entre ellos Mejor guión original, Mejor Dirección y Mejor Película.

Sánchez-Arévalo tuvo que conformarse con solo dos galardones de los 11 a los que aspiraba (mejor canción y mejor actor de reparto), aunque peor suerte corrió Gracia Querejeta, que tras ser la representante a la selección de los Oscar con 15 años y un día, se fue a casa con las manos vacías. La indiferencia ante 3 bodas de más era crónica de una muerte anunciada. Parece que este género sigue sin terminar de calar en la Academia, aunque sí que fue premiada como mejor película de comedia en los Feroz.

no ha sido  un mal año para el cine español. Películas como La Herida o Vivir es fácil con los ojos cerrados ponen de manifiesto que en España podemos (y sabemos) hacer buen cine

Y ahora, como no podía ser de otra manera, centrémonos en los premios a la interpretación. Absolutamente merecidos y predecibles por la parte femenina, con una recién llegada Natalia de Molina que coronó su agradecimiento por el premio a actriz revelación con un “Nos lo quitarán todo, pero no nuestros sueños” y un “No quiero que nadie decida por mí”; una Marian Álvarez que se ha llevado todos los premios habidos y por haber por su excepcional interpretación en La Herida; y una emocionada Terele Pávez, que recogió su Goya a mejor actriz de reparto ante una gran ovación en pie de todos los asistentes.

Algo más inesperado fue el palmarés en lo que a interpretaciones masculinas se refiere. Mejor actor de reparto para Roberto Álamo, que borda su papel de Benjamín en La Gran Familia Española; un merecido y curioso mejor actor revelación para Javier Pereira, teniendo en cuenta la considerable filmografía que lleva ya a sus espaldas; y un Javier Cámara, que en ese “a la sexta va la vencida” (caso parecido al de Maribel Verdú) se ha llevado su primer Goya a Mejor actor protagonista. La carne es débil, y hay que reconocer que este último premio esperábamos que fuera a parar a las manos del siempre multi-nominado Antonio de la Torre por Caníbal.

Y hasta aquí, para que esto no resulte tan pesado como la gala, nos despedimos con la reafirmación de que en este país existen muchos profesionales con el talento y la honestidad suficientes para realizar un cine de calidad, capaz de atraer a crítica, a público y de llenar las salas (cuando el precio lo permite), a pesar de que siga habiendo por ahí algún que otro inconsciente despotricando sobre nuestro séptimo arte.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »