[Crítica] Alabama Monroe: la involución del amor

[Crítica] Alabama Monroe: la involución del amor
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Alabama Monroe: la involución del amor

Alabama Monroe

Director:

Felix Van Groeningen

Reparto:

Veerle Baetens, Johan Heldenbergh, Nell Cattrysse, Geert Van Rampelberg…

Año:

2012

Duración:

112 min.

7.5

· 27 Febrero, 2014

Desde Bélgica nos llega ‘Alabama Monroe’, una de las firmes candidatas a llevarse el Oscar a Mejor película de habla no inglesa. El director Felix Van Groeningen firma un drama que, en forma de flashbacks, nos presenta la historia de amor y el declive de una pareja que debe enfrentarse a la enfermedad de su hija.

Didier y Elise no pudieron evitar enamorarse desde el día en que se conocieron, al ritmo de bluegrass. Ella es una joven enérgica, tatuadora, arraigada a la libertad y con fuertes convicciones religiosas. Él cree en la música, y obvia todo aquello que no pueden ver sus ojos. A pesar de ser completamente antagónicos, su apasionada historia les pondrá en el camino a una hija que se convierte inevitablemente en el epicentro de sus vidas. La pequeña cierra el círculo que envuelve la felicidad de esta pareja nada convencional. Pero la cruel realidad se impone en forma de enfermedad en la pequeña Maybelle, y todo lo que parecía sólido se vuelve vaporoso y difuso en una pareja que se resquebraja sin remedio.

Era fácil caer en los clichés melodramáticos y abusar del sufrimiento de unos padres que se enfrentan al cáncer infantil para ganar adeptos lacrimógenos, pero Felix Van Groeningen huye de esta tesitura para centrar su película en la mudanza que ello acarrea en la relación de los protagonistas. Verrle Baetens – ganadora del premio a la mejor actriz europea del año- y Johan Heldenbergh nos ofrecen un duelo interpretativo desgarrador, en el que viajaremos de las sensaciones más dulces a las más amargas gracias a la batuta de un realizador que demuestra con creces un talento remarcable para la dirección de actores y la construcción de personajes que rezuman credibilidad y humanidad. Además de un gusto exquisito para escoger la música de sus películas.

A partir de un ejercicio narrativo impecable, tejido a base de flashbacks que nos transportan a diferentes momentos de la relación de Didier y Elise, el belga consigue lo que pocas veces encontramos en una película de estas características: profundidad e intensidad. Porque, más alla de representar crudamente la ascensión y caída en picado del amor, Alabama Monroe nos plantea incluso un debate sobre la religión y la fe. Una película inteligentemente concebida, llena de sentimientos que, como los tatuajes que cubren la piel de su protagonista, dejará marca en el espectador.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »