[Crítica] Agosto, el declive de la familia Weston

[Crítica] Agosto, el declive de la familia Weston
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Agosto, el declive de la familia Weston

Agosto

Director:

John Wells

Reparto:

Meryl Streep, Julia Roberts, Ewan McGregor, Chris Cooper, Abigail Breslin, Benedict Cumberbatch…

Año:

2013

Duración:

121 min.

6.0

· 25 Enero, 2014

Cuando uno ve por primera vez el trailer de Agosto, es posible que sólo retenga dos datos: el primero, Meryl Streep; y el segundo, que Meryl Streep interpreta a una madre hija de puta. Verla pegada a un pelucón negro fumando como una cosaca mientras suelta blasfemias a pelo dedicadas a su familia, es suficiente para saber que no hay que perderse esa película de cuyo nombre no es necesario acordarse. Agosto es, simplemente, ‘la nueva de Meryl Streep’.

La presencia de la camaleónica actriz en cualquier film es sinónimo de calidad. Y me atrevería a afirmar, sin temor a equivocarme, que el 90% de los espectadores que han asistido o asistirán al cine a ver Agosto lo han hecho para comprobar si Meryl es capaz de dejarnos nuevamente con la boca abierta. A todos ellos les diré que no decepciona, y que se encuentra con una digna rival cuyo nombre también os sonará: una tal Julia Roberts.

Agosto es la adaptación cinematográfica de una exitosa pieza teatral creada por Tracy Letts que nos sitúa en Oklahoma, en el seno de una familia cuyo epicentro es Violet, la déspota y desdeñada matriarca a quien da vida Streep. Tras la repentina desaparición de su marido, Violet reclamará la ayuda de sus tres hijas que vuelven a casa para cuidarla en su enfermedad. En la misma casa en la que se criaron, la misma que abandonaron para seguir con sus vidas alejándose de ese entorno familiar nocivo que su madre ha ido asfixiando a base fármacos, alcohol y una lengua bien rasurada. Este reencuentro supondrá un punto de inflexión para todos y será la excusa perfecta para que afloren sentimientos y rencores enterrados por el tiempo.

A pesar de estar bien dirigida y tener un guión sólido y bien hilado, el argumento de Agosto no es nada que no hayamos visto previamente. The celebration, de Thomas Vinterberg, o la española Tres días con la familia son sólo algunas películas que han explorado esta senda de familias desmembradas obligadas a compartir tiempo y espacio bajo el mismo techo que un día les unió. Una caja de Pandora sin candado, un cóctel molotov de sentimientos que, seguramente, habría resultado descafeinado de no ser por un exquisito reparto – con perdón de Ewan McGregor, que simplemente se pasea por ahí – liderado por dos jabatas ante la cámara, unas Meryl Streep y Julia Roberts soberbias, que han encandilado a público y crítica y lucharán por hacerse con una nueva estatuilla en la próxima ceremonia de los Oscar.

En resumen: el tándem Roberts-Streep arrastrando el peso de la película y demostrando su grandiosidad en una tragicomedia con ecos teatrales que, aunque roza lo genial por momentos, carece del factor originalidad.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »