Marvel’s agents of SHIELD: deleite friki

Marvel’s agents of SHIELD: deleite friki
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Marvel’s agents of SHIELD: deleite friki

Por · 10 Diciembre, 2013
Marvel’s agents of SHIELD: deleite friki

Desde hace unos años, Marvel está llevando a cabo una gigantesca iniciativa con el objetivo de complacer a todo nerd que se precie. Consiste en construir un meta-universo audiovisual bien atado que pueda compararse al que existe en sus cómics. La operación tiene hasta fases de implantación para tejer una red de historias con coherencia entre ellas (las primeras entregas de Capitán America o Thor son parte de esa fase 1).

Los mismos actores interpretan a sus personajes bien sea como protagonistas (Ironman, Hulk), en grupo (Los Vengadores) o incluso, en ocasiones, haciendo cameos, cross-overs y todo tipo de inventos. Marvel’s Agents of SHIELD  es una de esas ocurrencias en las que todo suena a macro-producto de consumo rápido; y principalmente lo es, aún sin haber mencionado esa adorable alma de niño freak que está detrás de esta particular serie…

Joss Whedon, director y productor mítico entre los nerds por series como Buffy cazavampiros o la fallida (pero legendaria) Firefly, triunfó hace tan solo un año con el mega-espectáculo de la película Vengadores.  Este éxito le dio nuevas alas para no sólo seguir ideando secuelas del grupo de justicieros sino para explotar premisas nuevas como ésta. Whedon se ha convertido en uno de los principales cabecillas del llamado Marvel Cinematic Universe, ahora también desde el frente que más conoce, el televisivo.

Es muy inteligente usar la organización secreta SHIELD como enfoque, puesto que deja abiertas muchas posibilidades de tramas. Dentro del universo Marvel, SHIELD es una especie de FBI para superhéroes, que silencia, y gestiona sus asuntos para darles usos públicos. La trama arranca tras los eventos de la película Los Vengadores, referidos como La Batalla de Nueva York, y que destapó la existencia de superhéroes, aliens y semidioses ante el público.

COLBIE SMULDERS, CLARK GREGG

El mandamás de SHIELD Nick Fury (Samuel L. Jackson) y altos cargos como la agente Hill (Cobby Smulder), deciden formar un grupo de agentes que controlen a aquellos que se salgan de la norma. De dichos personajes tenemos caméos esporádicos en algunos capítulos, pero no se emocionen ustedes, no esperen ver a Hulk cruzando la calle… Agents of SHIELD es friki, pero se mantiene bastante distanciada de los superhéroes en sí.  De hecho, ha causado algunas decepciones en el entorno de los fanáticos del cómic que solo quieren ver a tipos grandes y musculados.

Olvídenlo, esta serie es otra cosa. Whedon ha querido crear una ficción integrada en el universo Marvel pero integrada a nivel humano. Si quieren ver superpoderes, vayan al cine. Aquí, en la más terráquea y humildemente producida televisión, encontramos que los protagonistas son humanos y sus casos son manejables para sus capacidades. Citando algunos de sus posibles referentes, es como si Expediente X o Fringe tratasen casos relacionados con superhéroes.

Si quieren ver superpoderes, vayan al cine. Aquí, en la más terráquea y humildemente producida televisión, encontramos que los protagonistas son humanos y sus casos son manejables para sus capacidades

En realidad, Whedon (muy listillo) aprovecha la excusa para hacer lo que sabe hacer muy bien,  -lo que quiso hacer con Firefly-, una buena y clásica historia de aventuras con un grupo de gente maja montada en un avión y resolviendo casos por el mundo al más puro estilo Johnny Quest.

La clave de la cuestión, y por lo que este producto de marketing vale la pena, es la humanidad de sus personajes. Cuando al espectador se le pase la fiebre superheroica, y deje de buscar a Iron Man por el cielo, comprenderá que el grupo de héroes desplegado en Agents of Shield es entrañable y muy entretenido.  Whedon además hace gala a menudo de un sano humor que convierte la serie básicamente en un pasatiempo por momentos muy emocionante, pero que no pretende llegar a las oscuridades y crudezas que están más de moda en otras series. Lo que no quiere decir que sus personajes sean planos.

Rodeados de ciencia ficción, los seis personajes son en realidad unos incomprendidos en busca de amigos. Whedon explora, como hace a menudo, el eterno conflicto teen del marginado en busca de un grupo con el que poder cohesionarse. Empezando por el  melancólico capitán del grupo, el agente Coulson, al que dejamos por muerto en la película Los Vengadores, tenemos conflictos íntimos de todo tipo: el hombre de acción frío, la hacker desconfiada, los científicos frikis, la veterana solitaria… El impulso dramático de la serie consiste en cómo los seis tipos asociales van formando, roce a roce, un grupo de verdad.

Por lo demás, esta es una serie de aventuras a la vieja usanza donde cualquiera que conserve algo de su infancia soñadora se sentirá como en casa. Habrá que sortear un poco de ingenuidad y torpeza que existe en los primeros dos capítulos de introducción, para poco a poco ir entrando en el ritmo. Donde más funciona  Agents of SHIELD, aparte del puro entretenimiento, es en la descripción de la amistad y la camaradería, que dicen, es la mayor alegría de la vida.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »