[crítica] Pajaro Sunrise - Kulturkatzenjammer: Nuevos y evocadores pasajes electrónicos

[crítica] Pajaro Sunrise - Kulturkatzenjammer: Nuevos y evocadores pasajes electrónicos
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[crítica] Pajaro Sunrise – Kulturkatzenjammer: Nuevos y evocadores pasajes electrónicos

Pajaro Sunrise

Kulturkatzenjammer

Discográfica:

Lovemonk

Año:

2013

9.0

· 20 Noviembre, 2013

Tras la publicación de aquel maravilloso Old Goodbyes (2011), Yuri Méndez decidió parar, alejarse de los escenarios, volver a disfrutar de la música por puro placer y, sobre todo, tomar impulso, mirar con perspectiva su trayectoria y decidir cómo afrontar los siguientes pasos.

Al final no ha pasado tanto tiempo como temíamos y ya tenemos en nuestras manos un nuevo disco de Pajaro Sunrise, el proyecto que lidera el leonés. Este hecho, en sí mismo ya es una gran noticia, ya que el talento de Yuri es incuestionable, así que entramos de lleno y con impaciencia a descubrir qué se esconde tras el complejo título de Kulturkatzenjammer.

El propio músico explica de manera extensa el porqué del título, haciendo hincapié en un término que podría significar “depresión cultural”. Únicamente con leer el texto escrito por él para la hoja promocional, entendemos que este álbum ha sido minuciosamente trabajado, reflexionado y contextualizado.

Dejando de lado el folk americano en su vertiente más acústica, tendencia que inundó sus últimos álbumes, Pajaro Sunrise evoluciona su sonido a esferas mucho más complejas, sofisticadas y ricas. Todo ello sirviéndose de la electrónica y sus infinitas posibilidades como motor fundamental de un estado superior al que llevar las canciones.

Pajaro Sunrise-Kulturkatzenjammer-crítica

Con Kulturkatzenjammer nos sumergimos en un nuevo mundo sonoro que quizás no dista tanto de lo conocido en anteriores entregas, pero que es lo suficientemente particular como para detenernos a escuchar con cierto reposo y predisposición.

Poco a poco las canciones que componen este trabajo se van revelando como pasajes de diferentes estados de ánimo, lugares singulares y situaciones más o menos oníricas. A tenor de lo que se va destapando, comprendemos que estamos ante una verdadera obra de arte, tanto en su concepción como en su puesta a punto.

Yuri Méndez compone, arregla, toca, canta, produce y mezcla la práctica totalidad de los cortes que componen el álbum, dotándole de la misma sensibilidad a que nos tenía acostumbrados, pero inyectándole una dosis más de evocación. El trasfondo del autor es el mismo que antaño, pero su manera de transmitirlo ha cambiado y evolucionado hasta ofrecernos joyas que bien nos embriagan de pura belleza, nos reconfortan cual nana infantil o nos sobrecogen el alma.

De todo esto podemos encontrar en este disco, bajo la misma esencia a la que Pajaro Sunrise nos tenía acostumbrados, con una lírica y lenguaje diferente, pero con un mismo idioma, el poder de una canción concebida como una pieza de orfebrería, mimada de manera artesanal y cuidada al detalle hasta llegar a nuestros oídos. La música siempre llega por esa vía, la auditiva, pero en casos como este nos preguntamos si no tendrán que ver otros sentidos en la manera de entenderla.  Kulturkatzenjammer enamora, emociona, sensibiliza, embriaga.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »