Entrevista a Iván Ferreiro: “En medio de una crisis, las canciones de amor tienen bastante sentido”

Entrevista a Iván Ferreiro: “En medio de una crisis, las canciones de amor tienen bastante sentido”
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Entrevista a Iván Ferreiro: “En medio de una crisis, las canciones de amor tienen bastante sentido”

Por · 29 Octubre, 2013

ivan-ferreiro-entrevista-historia-cronologia

Con su nuevo álbum recién editado, Iván Ferreiro -acompañado de su inseparable hermano Amaro- pasó por Madrid y nos concedió esta interesante entrevista, que fue más una conversación a tres bandas donde intercambiamos impresiones acerca del fantástico Val Miñor – Madrid. Historia y cronología del mundo, el por qué de ese pequeño giro en el enfoque de las nuevas canciones, más positivas y optimistas que nunca. Los sentimientos son la base de todo y ahí es donde radica la grandeza de este disco, quizás de lo mejor que haya parido el músico vigués.

Para empezar me gustaría que nos hablarais del concepto que hay detrás de este álbum, que va más allá de las canciones, integrando el diseño de la caja, el libreto, etc.

Iván: Según íbamos componiendo el disco, éste iba hablando de lo que nos ocurre día a día y, buscando un título, se nos ocurrió lo de Historia y cronología del mundo. Parece que cuente las cosas que han pasado en la historia cuando en realidad narra lo que nos ocurre en este momento. Las canciones hablan de cosas positivas, nos estábamos divirtiendo haciéndolas; por eso la presentación tiene ese fin, que cuando alguien lo abra vea que es para divertirse.

¿Lo primero que surge es la idea de la caja, de la enciclopedia?

Iván: Primero van las canciones, luego el título, después la caja. Más tarde se nos ocurre poner Val Miñor-Madrid delante… Vamos variando hasta que nos queda algo cerrado.

Amaro: Al final surge el paralelismo de la historia y cronología del mundo con la historia y cronología sentimental del que lo escucha. Todo trata de eso, de los afectos, los miedos…

Iván: Al fin y al cabo eso es el mundo para todos nosotros. Que existieran los romanos no nos afecta tan directamente, como el día a día que vivimos cada uno. También pretendemos que esto hable de los demás, por eso jugamos con Val Miñor y Madrid, suponiendo Val Miñor como un estado mental, el lugar que elija cada uno.

ivan-ferreiro-entrevista-val-miñorHabladnos del tablero de juego que contiene la caja. Es muy curioso que cada casilla venga referenciada en el libreto. ¿Cómo surgió esta idea?, ¿por qué elegís determinadas cosas como Salsa de tomate, Vacaciones en la Ionosfera, Big Bang, Colegio, Tesla…?

Iván: Se trata de alguien que decide hacer una enciclopedia y meter en ella todo el saber humano, pero resulta que sabe pocas cosas. Sabe cómo hacer salsa de tomate, sabe algo del Big Bang pero no se cree que sea como se lo cuentan. Nos gustaba esa idea de alguien dispuesto a contarlo todo pero sin ningún tipo de rigor. De ahí el tablero, para mostrar que esto es un juego. Ni siquiera pusimos fichas, ni dados, porque no pretendemos que juegues, solo que escuches el disco y te diviertas pensando que cada palabra puedes retorcerla.

Y en cuanto a las canciones, has dicho que fue lo primero en salir, pero ¿surgieron bajo una misma idea, la de contar esa Historia del mundo, o fue después cuando las agrupasteis bajo este concepto?

Iván: Creo que para construir algo es necesario acotar. De entre todas las posibilidades que existen, nosotros nos centramos en una parte. No estamos hablando de canciones alegres o tristes, sino que nos referimos a querer contar emociones desde un sitio determinado. En este caso, no nos valían las letras que hablaban de temas claramente sociales.

Amaro: Iván hace eso muy bien. A mí me gusta mucho hacer canciones y no pararía nunca si no fuera por él. Al final hay que poner un título y saber lo que quieres contar.

Desde la primera escucha ya se aprecia un cambio con respecto a tus trabajos anteriores. En primer lugar, parece más luminoso y positivo. ¿Cuándo peor van las cosas hay mayor necesidad de dar un mensaje más optimista?

Iván: Nos dimos cuenta de que a la hora de hacer un disco que tuviera la energía que nosotros llevábamos en ese momento, teníamos que hacer un disco sentimental, un disco de amor. En medio de una crisis o de una guerra, las canciones de amor tienen bastante sentido. No es un disco alegre que hable de lo bien que vivimos, con nuestro cochazo, tías, oro y cocaína (risas). Para hacer algo vitalista nosotros escogimos el camino de las emociones. Hemos eliminado el escenario para dejar solo a los personajes y lo que sienten. Nunca habíamos hecho un disco de amor, en el que se tengan en cuenta las cosas buenas, no solo los miedos o la oscuridad que lo rodea a veces. Por otro lado, a nivel de canciones, ya hemos estado en ese lugar amargo en muchas ocasiones. Ya hemos hecho canciones con mala hostia.

Amaro: Por ejemplo Ciudadano A sigue teniendo la misma vigencia o más que el día que salió. En su día se decía que iba de Aznar, pero es solo el titular de ese momento concreto. Por eso no necesitamos hacer eso otra vez. En realidad estamos viviendo unos años muy positivos, a nivel personal y profesional. Nos lo estamos pasando en grande tocando.

O sea que al contrario de lo que opinan algunos, en un estado de felicidad también salen buenas canciones, no sólo cuando hay rupturas, desamores, etc.

Iván: Yo trabajo mucho mejor cuando estoy contento, casi todas las canciones tristes que he hecho las he compuesto en un momento alegre. Cuando estoy bien me cuesta menos contar algo, pero cuando estoy jodido no tengo ganas ni de componer, ni de quedar con nadie…

¿Creéis que cuando la sociedad va mal los artistas tenéis cierta responsabilidad en contar un mensaje más optimista, otra forma de ver las cosas?

Iván: No creo que tengamos una responsabilidad estricta. No hemos firmado un contrato con nadie que nos obligue a ser legales cuando nuestros políticos no lo son (risas). Cada uno debe hacer lo que le apetezca y le salga de dentro. Me ha pasado varias veces que, tratando de ayudar a alguien con mi mejor intención, lo que he hecho ha sido cagarla estrepitosamente. Cuando las cosas son muy graves como ahora, a mí me cuesta ser portavoz de algo que no sufro directamente, porque yo no sé lo que es que te echen de tu casa, ni quedarte sin trabajo y no tener dinero para dar de comer a tus hijos. Sí que estoy sensibilizado con todo esto, pero no sé qué poder moral tengo para hablar de ello.

Picnic extraterrestre era un álbum muy social, hablábamos de todo lo que nos tocaba los huevos. Ahora mismo no me veo capacitado para hablar de determinadas cosas y, además, si no te posicionas claramente te caen palos por todos lados. Curiosamente, los más moderados acaban pareciendo los más radicales, solo porque no estás en un lado ni en el otro. Con Picnic todo esto tenía sentido, porque el momento no era tan convulso y no éramos la voz de nadie, solo nos quejábamos nosotros mismos. Ahora estoy enamorado y mientras hablo contigo pienso que quiero volver a casa para estar con ella. Por eso este año queremos dedicarle a la emoción nuestras mejores palabras.

Amaro: Además es muy peligrosa la sobre-desinformación. No sabes muy bien cómo va a llegar tu mensaje. Puedes decir una cosa y que se interprete lo contrario.

Picnic extraterrestre era un álbum muy social, hablábamos de todo lo que nos tocaba los huevos. Ahora mismo no me veo capacitado para hablar de determinadas cosas

El sonido de Historia y Cronología del mundo también lleva un nuevo enfoque más positivo. Las canciones parecen más amables, más asequibles para todos los públicos, menos oscuras. ¿Qué tiene que ver el fichaje de Ricky Falkner en todo esto?

Iván: Tiene muchísimo que ver. Hicimos todo sabiendo lo que queríamos, ya habíamos trabajado con Ricky en Confesiones de un artista de mierda, teníamos una relación de amistad muy buena y nos parecía natural trabajar juntos. Incluso Suso Saiz, nuestro productor de antes (e íntimo amigo) veía que era Ricky el que tenía que hacer con nosotros este disco. Fue algo muy natural, no un capricho del momento. Lo bueno es que Ricky conoce nuestra carrera, nuestras canciones y tenía ganas de meterle mano. Entonces nosotros escribimos, grabamos las maquetas y después le dimos carta blanca a Ricky, para que el sonido tuviera toda la frescura que él puede aportar.

Amaro: También queríamos grabar un disco a la antigua usanza. La mayoría de los que habíamos hecho hasta ahora no los habíamos grabado pista por pista, sino que eran prácticamente en directo. Ricky trabaja así, por tanto fue muy fácil hacerlo.

Habladnos del proceso de composición de los temas. Tengo entendido que surgen en la carretera, entre viajes y conciertos, pero antes habéis comentado que vosotros os sentáis a componer, que no es algo improvisado casi nunca.

Iván: Básicamente tocamos los fines de semana y el domingo al llegar a casa, Amaro coge la guitarra y yo el piano y grabamos las cosas interesantes que van saliendo. Si creemos que tenemos alguna idea para trabajar nos llamamos y quedamos el lunes. Nos sentamos a escribir y cuando tenemos un tema entero vamos al estudio a grabar la maquetilla y pasamos al siguiente. Lo hacemos todo de esta forma, pero muy relajadamente.

Iván, la figura de tu hermano Amaro es fundamental en tu música y supongo que también en tu vida. ¿Hasta qué punto tiene importancia su aportación?

Iván: Íbamos a ser un grupo…

Amaro: Fue idea mía, pensé en el nombre para el grupo y pensé en llamarlo Iván Ferreiro (risas).

Iván: Llevamos casi diez años trabajando juntos. No creo que se pueda tener mejor compañero. Realmente Amaro se preocupa de muchas cosas que yo no hago. Las decisiones las tomamos de manera conjunta, de forma muy natural.

¿Cómo surge la colaboración de Julieta Venegas en Alien vs. Predator?

Amaro: Surge como un deseo. Teníamos una primera parte de la canción y quisimos hacer la segunda con una voz femenina. Directamente pensamos en ella. La letra ya la hicimos imaginando y soñando a Julieta Venegas. Fantaseábamos con ello y después de un año y medio conseguimos que viniera a cantarla.

¿Un año y medio detrás de ella?

Iván: Hicimos esta canción pensándola desde un punto de vista sonoro; mi voz de hobbit haciéndose el sexy (risas) y de repente el vozarrón de Julieta Venegas, dulce, sugerente… Pablo Novoa le mandó la canción y ella no la escuchó, por supuesto. Seis o siete meses después coincidimos en un festival en Galicia y me dijo que sí, pero pasó un año más. Por unas cosas y otras, Julieta seguía sin poder hasta que, teniendo todo el disco, ya en Agosto, la grabamos y al escucharla vimos que era mucho mejor de lo que nos la habíamos imaginado.

Hay varias referencias al cine y la televisión, como la propia Alien vs. Predator, Cómo conocí a vuestra madre, Twin Peaks. ¿Cuánto influye este mundo en vosotros?, ¿es tan importante la televisión en vuestro día a día?

Iván: Somos como los de Cinema Paradiso, ¿te acuerdas de esa peli? El pueblo va a la iglesia, que es el cine, y un día ven una de John Ford, otro día una de Antonioni, John Houston, Visconti… Realmente son unos cinéfilos que no tienen ni puta idea, no tienen referencias ni conocen al director. Nosotros tenemos ese punto al ver pelis y series. Lo que también tiene mucho que ver con nuestra situación geográfica, con Val Miñor, porque allí la tele es muy importante. Piensa que la mayor parte del tiempo llueve a muerte, estamos en medio del monte y la tele es necesaria para poder bajar vueltas. Yo consumo mucho cine en la televisión, no veo Sálvame ni mierdas de estas. Trato de ver calidad, aunque algún día me cae ¿Quién quiere casarse con mi hijo?. Es una vía de escape muy buena. Es el juego del que hablaba, con la idea del tipo que hace la enciclopedia pero sabe tan poco que los únicos referentes que da son las últimas pelis que ha visto.

¿Qué canciones resumen mejor el espíritu de este nuevo disco?

Amaro: No podría elegir ninguna, todas se complementan entre sí y forman parte de un todo.

Iván: El Bosón de Higgs resume un poco los deseos o anhelos del disco. Se divide en dos bloques, uno que habla de alguien buscando su tranquilidad, de echar de menos de manera sosegada y luego viene una segunda parte, ¡que es cuando solo quieres follar! (risas). Supongo que el disco, en general, habla de sentirse tranquilo y bien cuando no estás con tu pareja y que cuando sí lo estás, todo sea una maravilla, una montaña rusa.

Hay continuas referencias a viajes y antes lo habéis comentado. ¿os identificáis con ese espíritu viajero que tiene Xoel López?

Iván: Xoel es un espejo de alguna manera. El año pasado hablábamos mucho de esto cuando salió su canción Tierra. A nosotros siempre nos pareció la continuación de Turnedo, lo que hizo el que tuvo valor para marcharse. Es curioso porque Xoel cuenta en Tierra todo lo que le pasa en su periplo por América y nosotros, a nuestra manera y sin movernos de la península, vivimos el mismo viaje.

Iván, después de tantos años de carrera, echando la vista atrás, ¿en qué has cambiado o en qué sigues pareciéndote al chaval que empezó cantando con Los Piratas?

Iván: Lo principal es que antes iba aprendiendo para poder tener el control de algo, ahora he aprendido que no tengo el control de nada en la vida. Además mi carrera siempre ha sido de escalones pequeñitos, nunca he sentido que dejara de crecer, pero tampoco que diera un estirón de la hostia.

Últimamente muchos compañeros vuestros como Ariel Rot, Coque Malla, etc. están teniendo dificultades para salir a la carretera, teniendo que hacerlo en formato reducido e incluso viéndose obligados a suspender algunas fechas por la escasa venta de entradas. ¿Qué soluciones crees que se podrían barajar para paliar esta grave crisis cultural?

Iván: La única cosa razonable que podemos hacer los músicos es tratar de hacer buena música. Ante la que está cayendo, cada vez con menos medios. Ahora mismo somos unos privilegiados, pero no tenemos una fórmula secreta; simplemente hacemos canciones y a la gente le llegan o no le llegan. Ese es el único control que tenemos. Para que un país funcione, cada uno tiene que hacer su trabajo y cuando funciona mal, hay que hacer ese trabajo mejor aún. Lo nuestro no es importante, no da de comer a la gente, ni da mantas para tapar a quien lo necesita, por eso es lógico que nuestro sector tenga una crisis más grave, porque no tiene una importancia vital como otros.

Amaro: Los artistas no tenemos responsabilidad en la crisis, ni en la subida del IVA, etc. En cambio hay gente que sí que tiene responsabilidad y no hace nada.

Iván: El debate del top manta está muerto, ese no es mi problema. Ante eso, yo colgaba mis discos para que se escucharan, antes de que existiera Spotify y similares y esta compañía (Warner) ha hecho una reconversión muy grande de planteamiento para adaptarse a los nuevos tiempos. Este modelo aún no funciona totalmente, ni da el dinero que debería dar, pero no nos vamos a quejar por ello. Nosotros solo queremos que la gente oiga nuestro trabajo y si tuviéramos que dedicarnos a arreglar problemas políticos, sí que iba a ir mal la cosa… (risas). Es como si asumiéramos que los que tienen que hacer las cosas, no las van a hacer.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »