[Crítica] Active Child - Rapor. Ambientación etérea y pegada ochentera

[Crítica] Active Child - Rapor. Ambientación etérea y pegada ochentera
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Active Child – Rapor. Ambientación etérea y pegada ochentera

Active Child

Rapor (EP)

Discográfica:

Vagrant Records

Año:

2013

9.0

· 15 Octubre, 2013

Si por algo se está caracterizando esta década a nivel musical es por la fusión de estilos y la falta de prejuicio a la hora de desarrollar conceptos sonoros que obvian lo tópico y de fácil consumo. Sin duda, uno de los géneros que mejor suerte ha corrido en los últimos años es el R&B, que ha visto renacer su antiguo esplendor de la mano de elementos sintéticos. Bien en un campo bastante oscuro, muy arropado por el groove del hip-hop, como es el caso de The Weeknd o Dawn Richard, bien con influencias claras del pop sintético de los 80 o la escena electrónica underground actual. En esa línea, con tendencia a lo etéreo, han destacado propuestas muy sólidas como la de James Blake (bastante “ennegrecido” en Overgrown, dicho sea de paso) o incluso perfiles algo más discretos como How To Dress Well.

Sin embargo, hay otros que han pasado injustamente desapercibidos a pesar de la calidad de sus trabajos. Sólo hay que ver la poca repercusión que tuvo You Are All I See, el debut de Pat Grossi como Active Child. Cualidades positivas no faltaron; la inclusión del arpa como elemento melódico principal, la ambientación casi divina de sus producciones y un falsetto penetrante y sugestivo.

Pero Grossi no está dispuesto a tirar la toalla y vuelve a la carga con un EP de seis canciones. Rapor suena más crudo que anteriores entregas, gana en impacto desde ese arranque instrumental que es She Cut Me, gracias a un despliegue brutal de sintetizadores y delays, de energía y sensibilidad ochentera. Y cuenta con dos pesos pesados, Mikky Ekko y Ellie Goulding. El primero firma el absoluto temazo de este EP, un Subtle que tiene la pegada suficiente para recordarnos a Michael Jackson. Un himno pop inmediato. Pop con mayúsculas. La segunda (colaboración que entendemos, viene propiciada por haber versionado aquel maravilloso Hanging On), aporta el toque sutil y casi mágico al repertorio con Sillhouette. Feeling Is Gone y Calling In The Name Of Love, por su parte, nos transportan a un punto intermedio entre M83 y los The Killers más sosegados. Para cerrar de manera perfecta con un tema que ya conocíamos, Evening Ceremony.

Esto es todo por el momento. Seis pistas que pavimentan el camino hacia un nuevo largo, esta vez sí, con el reconocimiento debido.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »