[Crítica] The Act Of Killing

[Crítica] The Act Of Killing
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] The Act Of Killing

The Act Of Killing

Director:

Joshua Oppenheimer, Christine Cynn

Reparto:

Haji Anif, Syamsul Arifin, Sakhyan Asmara, Anwar Congo…

Género:

Documental

Duración:

115 min.

8.0

· 16 Septiembre, 2013

El terror hecho documental.

En el año 1965, un golpe militar arrebató el poder al general Suharto en Indonesia. Con el país en sus manos, el ejército ordenó la detención y ejecución del enemigo a batir en un mundo inmerso en la Guerra Fría: los comunistas. Según algunas estimaciones, fueron más de 1.00.000 los asesinatos acometidos en el que es sin duda uno de los genocidios más atroces de la historia reciente. Aquellos que perpetraron la masacre, bandas de mercenarios bajo la batuta de los gobernantes, son todavía hoy tratados como héroes nacionales y una de sus máximas prerrogativas sigue siendo que nadie olvide que aquellos que murieron, los traidores de la nación, no merecían otro destino que no fuera la muerte. Y así lo debe recordar la historia.

El punto de partida de la soberbia The Act of killing supone uno de los experimentos más audaces que se han visto en los últimos años en el terreno del documental. El director danés Joshua Oppenheimer, en una inteligente y arriesgada estratagema, ofreció a los verdugos la posibilidad de grabar una película, que ellos mismos protagonizarían, sobre los hechos acontecidos durante el genocidio, basándose en sus propias vivencias y recuerdos. En otras palabras, les ofrecía plasmar su visión, la de los ganadores, y humillar la memoria de los derrotados. Él, por su parte, grabaría el proceso de producción de la cinta a modo de making off. Según el director, camuflar sus críticas intenciones era el único modo seguro de que se le permitiese abordar un tema tan peliagudo en la sociedad indonesia. No hay que pensar mucho para deducir que su objetivo comunicativo era diametralmente opuesto al de los partidarios del régimen, y ahí reside la magnificencia de su trabajo.

The Act of killing es, por tanto, un híbrido entre ficción y realidad, un viaje hacia la sordidez que nos presenta la parte más inhumana de la humanidad, una radiografía que desnuda la mezquindad que habita bajo las grotescas apariencias de los asesinos. Unos asesinos de moral aséptica que narran con espeluznante naturalidad las ejecuciones que llevaron a cabo sin mostrar ni un ápice de remordimiento, o eso afirman ellos.

De técnica impecable y fotografía asombrosa, The Act of Killing viene avalado por un tremendo éxito tanto de crítica como de público y parece destinado a convertirse en una de las sorpresas cinematográficas del 2013. Merece la pena experimentar el terror que nos propone y ser testigo de hasta dónde somos capaces de llegar como sociedad. Véanlo, para conocer la peor cara de un ser humano. Véanlo, aunque sólo sea para poder olvidarlo.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »