[crítica] Second - Montaña rusa (Warner Music, 2013)

[crítica] Second - Montaña rusa (Warner Music, 2013)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[crítica] Second – Montaña rusa (Warner Music, 2013)

Second

Montaña rusa

Discográfica:

Warner Music

Año:

2013

6.5

· 26 Septiembre, 2013

Envueltos en trajes futuristas y en un contexto de ciencia ficción, así es como regresan Second en su nuevo trabajo discográfico. No se trata únicamente de aspecto y diseño de imagen, sino que también envuelven las canciones de Montaña rusa en ese halo de modernidad latente, de rayos láser y sonidos mecánicos.

Con 15 años de carrera a sus espaldas, Sean Frutos y los suyos se enfrentan a su sexto larga duración con cierta intención renovadora, algo que ya podíamos entrever cuando publicaron su disco en directo, que sería un punto de inflexión en su trayectoria. Las variantes no son demasiado obvias en cuanto a sonoridad o manera de entender la música, pero sí que parecen sentarse unas bases con las que continuar su camino.

En Montaña rusa, la banda murciana apuesta de manera firme por los hits potenciales, ya que gran parte de los cortes del álbum se antojan directos, con estribillos pegadizos y letras fácilmente recordables. Esta pérdida de intenciones más profundas no la vamos a tomar como algo negativo o una manera de apostar sobre seguro, sino que pondremos en valor sus virtudes y aciertos.

Canciones como 2502, Lobotomizados o Antiyo están llamadas a romper las pistas, encontramos guitarrazos que recuerdan a Two Door Cinema Club en Las serpientes, canción que evoca también a los 80 de Alaska y su descarada manera de comunicar, incluso hay cabida para el enfoque country de La barrera sensorial o medios tiempos como la magnífica Caramelos envenenados.

La reconocible sonoridad de Second se evidencia en este disco, donde los sintetizadores adquieren un protagonismo mayor que en anteriores entregas y los ritmos bailables son la tónica general del álbum. La producción de Sebastian Kyrs (responsable de los últimos éxitos de Lori Meyers) tiene mucho que ver en este pequeño giro que ha dado el grupo, acercándoles un poco más a esa audiencia “indie” que consume sin distinción cada banda de moda que copa los carteles de los festivales patrios.

Aún así, a pesar de cierta evidencia en lo musical y de no aportar demasiadas cosas nuevas a la escena musical española, Montaña rusa es una obra contagiosa y que probablemente tendrá una buena acogida por parte del gran público. Para eso también hay que valer y reconocer su mérito.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »