[crítica] Cruce de caminos (The Place Beyond The Pines)

[crítica] Cruce de caminos (The Place Beyond The Pines)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[crítica] Cruce de caminos (The Place Beyond The Pines)

Cruce de caminos

Director:

Derek Cianfrance

Reparto:

Ryan Gosling, Bradley Cooper, Eva Mendes, Dane DeHaan, Emory Cohen, Ray Liotta…

Año:

2012

Duración:

140 min.

7.5

· 19 Septiembre, 2013

Hace sólo un par de años que Derek Cianfrance, un neófito en el campo del celuloide, asombró al mundo con su flagrante debut, la cruda, agridulce y sentimental Blue Valentine. Gratamente sorprendido por la pureza y la sutilidad con la que supo impregnar la cinta, decidí no perder la pista a este joven realizador que apuntaba buenas maneras. Así es como llegué a The Place Beyond The Pines, que en español ha sido rebautizada como Cruce de Caminos por algún traductor que seguramente trabajó poniendo nombre a los telefilms baratos de la tarde de Antena 3 (Inciso: si no hay ninguna petición en Change.org para acabar de cuajo con esta manía de cargarnos los títulos originales para ponerle nombres de sugerencia dudosa, yo seré el abanderado de este movimiento. El cine lo agradecerá. Fin de la cita)

La esencia de The Place Beyond The Pines recuerda inevitablemente a otras películas como Magnolia, Shorcuts o la trilogía de Iñárritu. Cianfrance nos presenta una obra coral en la que confluyen las historias de Luke (Ryan Gosling), un piloto de motos ligado a Romina (Eva Mendes) que hará cualquier cosa para satisfacer las necesidades del hijo que tienen en común. El tercer vértice de este triángulo corresponde a Avery Cross (Bradley Cooper), un oficial de policía cuya ambición marcará el destino de todos. Cianfrance, también coautor del guión, construye una narración en la que los personajes no parecen ser dueños de sus actos y asumen con estoicidad las consecuencias que estos les deparan, siendo el sentimiento de culpabilidad y la búsqueda de redención el nexo en común entre todos ellos.

historias duras que golpean con realidad, una magnífica dirección de actores y personajes esculpidos a base de crudeza son sólo tres de los ingredientes a destacar

A pesar de que existe una evidente intención de homogeneizar la narración, en honor a la verdad hay que decir que algunas partes de este tríptico funcionan mejor que otras. El director intenta huir de la linealidad, compensar el ritmo y el tempo de las escenas, con un resultado bastante satisfactorio, pero en algunas escenas se le ha ido la mano con un exceso de efectismo facilón que resta verosimilitud al relato.

Al igual que sucede en Blue Valentine, la mayor parte de la magia que desprende The Place Beyond The Pines reside en el impecable trabajo del elenco protagonista, entre quienes destaca un soberbio Ryan Gosling que se come la cámara en cada secuencia y que, a parte de reafirmar su condición de sex symbol, muestra un sorprendente abanico de matices interpretativos que lo convierten en el personaje más entrañable de este film

La cinta es, pues, un ejercicio dramático plausible y más que recomendable para los amantes de las películas intimistas. Las historias duras que golpean con realidad, una magnífica dirección de actores y personajes esculpidos a base de crudeza son sólo tres de los ingredientes a destacar en la breve, pero interesante, filmografía de este realizador. El cine de autor tiene un nuevo nombre a tener en cuenta, porque Derek Cianfrance ha llegado para quedarse.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »