[Crítica] Catfish

[Crítica] Catfish
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Catfish

Catfish

Director:

Henry Joost, Ariel Schulman

Reparto:

Yaniv Schulman, Melody C. Roscher, Ariel Schulman, Angela Wesselman-Pierce

Género:

Documental

Duración:

94 min.

7.5

· 30 Septiembre, 2013

Con la llegada de Octubre, MTV estrena la nueva temporada de Catfish, un exitoso programa basado en el documental homónimo dirigido en 2010 por Henry Joost y Ariel Schulman (Paranormal Activity 3 y 4).

Catfish, uno de los documentales que más polémica han causado en los últimos años, cuenta la historia de Nev, un joven fotógrafo neoyorkino que un buen día recibe una curiosa petición a través de su MySpace. Abby, una niña de 8 años de edad, le pide permiso para pintar una de sus fotografías. Cuando Nev recibe la obra queda gratamente sorprendido por la calidad y decide enviar más material a la niña para que siga pintando. En esta relación entre el espontáneo mecenas y la incipiente artista, entra en juego la familia de la niña, con quien Nev establece contacto a través de Facebook.

Catfish es producto y consecuencia de una sociedad, la nuestra, que ha reinventado sus códigos comunicativos y que tiene que lidiar con las consecuencias de ello

De todos los miembros de esta bohemia y artística familia de Michigan, una rubia melena capta especialmente la atención del fotógrafo: Megan, la hemana mayor de Abby, una modelo de impactante belleza, pintora, bailarina, cantautora y actriz que sin mucho esfuerzo embelesa a Nev. Movidos por unas sorprendentes revelaciones acerca de ella, el protagonista y su hermano deciden viajar hasta la casa de la familia, cámara en mano, para conocerlos en persona, sin saber que con ese material surgiría un testigo audiovisual inaudito que pone en tela de juicio la nuevas formas de relacionarse en ese universo intangible que el ciberespacio nos brinda.

Huyendo de los sensacionalismos, Catfish es producto y consecuencia de una sociedad, la nuestra, que ha reinventado sus códigos comunicativos y que tiene que lidiar con las consecuencias de ello. ¿Somos quiénes mostramos ser? ¿Es Internet el espacio idóneo para cultivar nuevas relaciones interpersonales? Todo es tan surrealista en Catfish que algunos han puesto en tela de juicio su veracidad y verosimilitud. Otros, como un servidor, prefiere hacer suya la dicha de que a veces la realidad supera a la ficción, y para muestra esta familia de Michigan. Unos personajes extraños, siniestros e inquietantes que os aterrarán y perturbarán al mismo tiempo que encandilarán y harán recordar que el ser humano, a pesar de sus imperfecciones, es apasionante.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »