[Crítica] Daft Punk - Random Access Memories (Daft Life/Sony Music, 2013)

[Crítica] Daft Punk - Random Access Memories (Daft Life/Sony Music, 2013)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[Crítica] Daft Punk – Random Access Memories (Daft Life/Sony Music, 2013)

Daft Punk

Random Access Memories

Discográfica:

Daft Life / Sony Music

Año:

2013

8.0

· 21 Mayo, 2013

Toda la expectación generada en torno al último lanzamiento de los franceses Daft Punk se debe a una mastodóntica campaña de marketing que ha mantenido en jaque a toda la prensa internacional durante semanas. Cada uno de los leves descubrimientos que destapaban el pastel de Random Access Memories se ha degustado con premura, incluso rozando lo cansino. Las redes sociales han hecho el resto. Ocurre ahora, como en innumerables ocasiones cuando la maquinaria publicitaria opaca la propia creación artística (¿recordáis el caso de El Bosque de Shyamalan?), que las masas montan en cólera al comprobar que el producto que reciben no tiene mucho que ver con el humo que se les ha vendido. Con más trampa que cartón, se puede decir.

Más allá del rompepistas Get Lucky y algún despunte como Touch, Daft Punk no tenían la menor intención con RAM de recuperar el espíritu disco-erótico-festivo de los Chic de Nile Rodgers, quien además colabora en tres de los temas del nuevo repertorio. Los que se sientan estafados por esta absoluta reinvención de Guy-Manuel y Thomas, pueden dejar de leer, del mismo modo que han lanzado sin pensarlo dos veces estos trece temas al vacío de sus papeleras de reciclaje. Este es un álbum de una extrema delicadeza, que rezuma nostalgia y tristeza a partes iguales, que respira sensibilidad y una pleitesía absoluta a una época en la que la música era más que mera carnaza. El dúo se ha movido por los mejores estudios, dejando de lado su característico sampleo y contando con los mejores músicos, ídolos de adolescencia incluso, todo ello para poder conseguir un sonido completamente analógico, orgánico y preciso; un retorno al saber hacer de antaño.

Pasan sin previo aviso del post-rock al jazz, de arreglos orquestales al más absoluto groove. Y en ese camino, surgen momentos mágicos, como Motherboard o Contact. Algún que otro himno pop como Doin’ It Right junto a Panda Bear o Instant Crush con Julian Casablancas de The Strokes. O alguna retrospectiva soulera como Fragments of Time junto al productor y cantante Todd Edwards. Superado el primer impacto, la sensación que deja Random Access Memories es claramente positiva. Muy positiva. Como una taza de chocolate caliente en plena tarde invernal de tormenta. Aunque no está exenta la miel de endulzar en demasía. Y sí es cierto que RAM tiene, sobre todo en su arranque, ramalazos de absoluto sopor. Loops infinitos, vocales repetitivos (iniciemos una campaña contra el vocoder en propuestas de este tipo) y cierta sensación de ranciedad impostada que acaban por desmerecer un trabajo concebido con total mimo y muchísima inteligencia. Este no será jamás su álbum más fresco, mucho menos para los que esperen a los Daft Punk de Discovery, pero sí quizá su creación más arriesgada y madura.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »