Entrevista a L.A.: “Si te gusta lo que haces y eres honesto, la máquina va sola, no hay que forzarla.”

Entrevista a L.A.: “Si te gusta lo que haces y eres honesto, la máquina va sola, no hay que forzarla.”
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Entrevista a L.A.: “Si te gusta lo que haces y eres honesto, la máquina va sola, no hay que forzarla.”

Por · 11 Abril, 2013

01

L.A. es el proyecto encabezado por el mallorquín Luis Albert Segura que, tras un intenso año con el que recorrieron medio mundo presentando Slnt Flm, regresan a casa con un nuevo álbum bajo el brazo. Dualize es el título bajo el que se reúnen 10 temas que recogen la esencia de todo lo experimentado en estos últimos meses. Estamos ante el disco que debe posicionar a L.A. en el lugar que se merece. Charlamos con él sobre el inminente lanzamiento y su, cada vez más internacional, carrera musical.

Tras el E.P. Sltn Flm, vuelves al formato de larga duración para este nuevo álbum. ¿Qué te aportó dicho trabajo a la hora de concebir Dualize?

Con Slnt Flm de repente nos dimos cuenta de que menos es más. Yo venía de hacer Heavenly Hell, donde en tres años habíamos metido de todo, todo tipo de plugins y efectos, etc. Sin embargo Slnt Flm fue todo lo contrario, es un disco austero, seco, sencillo y hecho todo muy a la primera toma. Por tanto de la mezcla de ambos viene el sonido de Dualize.

Aquel disco lo reeditaste meses después con un DVD de regalo, ¿por qué decidiste hacer ese lanzamiento? No es algo común reeditar un EP…

Para mí nunca ha sido un EP como tal, sino que me lo planteé como que nuestro nuevo disco iba a tener seis canciones. En cuanto a la edición especial, la idea vino porque se nos ocurrió enseñar a la gente cómo hubiera sido un concierto de Slnt Flm, porque es una gira que hicimos fuera de España. Aunque ahora vayan a sonar todas las canciones en la nueva gira, sí que me apetecía que la gente viera a la banda tocándolas en ese momento y qué mejor manera que hacerlo con calidad, con buen sonido e imagen. Era una especie de deuda pendiente.

Vamos a seguir hablando un poco de esa experiencia previa a la grabación de Dualize. En el último año no habéis parado de viajar, tocar en prestigiosos festivales, etc. Os habéis internacionalizado bastante, ¿a qué crees que es debido ese éxito fuera de nuestras fronteras?

Obviamente gracias a nuestro nuevo mánager, que nos ha permitido acceder a ciertos festivales y países donde antes era inviable. Por otro lado, creo que si esos conciertos que hemos hecho han salido bien y han gustado, es gracias a Slnt Flm y a sus canciones. De hecho no tocamos ningún tema de Heavenly Hell, sino que tocamos Slnt Flm completo y alguna canción de las nuevas. Además, como los conciertos eran en festivales y duraban 30-35 minutos, nos venía perfecto para tocar el EP y dos o tres canciones más. La verdad es que han funcionado muy bien tanto en México, como en Holanda, Canadá, Estados Unidos, Inglaterra…

¿Crees que para que todo esto te haya ocurrido es vital el idioma en el que cantas?

Por supuesto. No creo que cantando en castellano hubiera tenido la misma repercusión fuera de España, aunque sí que creo que cuando algo es bueno de verdad, da igual el idioma. Obviamente no es nada impostado que el tipo de música que hacemos sea en inglés, es como el flamenco en castellano.

03

Supongo que para ti todo esto habrá sido una experiencia más que enriquecedora, ¿qué te está aportando todo esto?

Para nosotros esto es como una academia de rock. Qué hacer, qué no hacer, cómo realizar un bolo, cómo presentarte… ir viendo grupos, sus actuaciones y comportamientos, etc. Es como cuando un japonés quiere aprender a bailar flamenco, se va a Sevilla, con sus bailaores, con sus tapitas… se impregna de todo ese ambiente y entiende el sentimiento del flamenco. Para nosotros es igual, porque queremos hacer su música, su rock, su cultura y queremos ir a su país a tocar y competir con sus bandas, entonces qué mejor manera hay que ir allí a ver, a familiarizarte con todo, a caerles bien… Nos ha servido un poco de toma de contacto de cómo se vive todo este rollo allí.

¿Te sientes igual de valorado aquí que en otros países?

Yo me siento muy valorado, pero también soy consciente de que nuestro proyecto no es algo para pegar un petardazo y al día siguiente llenar La Riviera. Es un trabajo de ir convenciendo al público poco a poco, es lo que yo he hecho desde que empecé. Yo empecé tocando en un bareto, cada lunes durante tres años y al principio venían cinco personas, después diez, treinta, etc. pero me iba ganando al público lentamente.

¿Cómo ha sido tu camino y evolución desde Heavenly Hell hasta Dualize?, ¿en qué has cambiado?

Hemos cambiado mucho. Nosotros éramos cinco chavales de Mallorca que nunca habíamos hecho nada al nivel en que nos queríamos colocar. De repente aprendes lo que es ir a una sala, alquilarla y palmar la pasta, porque ya no funcionas solo a nivel local, pasas del bar de Palma a tocar en Vigo, Murcia, Granada, Bilbao, Madrid… Vas en tu furgoneta, pierdes dinero… es una batalla.

A nivel musical, ¿qué novedades podemos encontrarnos en este nuevo álbum?

La verdad es que muchas porque he entrado en un territorio al que no había entrado nunca, que es el tema de los sintetizadores, pero haciendo hincapié en los 80, es un rollo muy ochentero. No solo a nivel de artistas de esa época como Bowie, sino que me fijé más en las bandas sonoras de las películas. Con Richard (Swift, productor del disco), hicimos un trabajo de recordar esas películas de cuando éramos chavales, como Los Gremlins, Los Goonies, Cortocircuito, La historia interminable, que tienen músicas que se nos han quedado grabadas dentro. En este disco me apetecía jugar con ese cuerpo y color de sintes de ese tipo de músicas, que no es hortera, sino todo lo contrario, me parece algo muy cool. Por otro lado, también hay novedades en el tratamiento de la voz, hemos trabajado doblando voces y nos ha dado un rollo muy atractivo. Voz y teclado, esas son las novedades más importantes.

Curiosamente coincide que tu salida de Universal se produce en tu momento de mayor popularidad y decides emprender un camino más independiente, ¿qué razones te llevan a esto?

Es algo similar a cuando llevas unos años con tu novia y de repente os sentáis los dos y veis que esto no funciona. La quieres, seréis amigos toda la vida, pero no funciona estar juntos. Todo esto viene un poco de las inquietudes de cada parte, de lo que yo he querido hacer y Universal, con la maquinaria que ellos manejan, no ha podido dármelo. Es como pedirle a un transatlántico que se meta en un puerto de barquitos, en este caso yo soy el puerto y la compañía es el transatlántico. Yo quiero un barco pequeño que pueda manejar al 100%, quiero saber lo que lleva, cómo funciona, cómo son las velas, etc. A Universal le debo mucho, me fue muy bien con ellos, de repente pasé de autoeditarme y hacer todo el proceso a dejarlo todo en manos de otros y no tener que preocuparme de nada. Me ha venido muy bien, pero ahora me apetece de nuevo volver a empaquetar CDs.

Portada Dualize

¿Qué expectativas tienes puestas en Dualize?

Sobre todo me apetece hacer todo lo que no hicimos el año pasado en España, que es tocar mucho, hacer festivales y salas y, el año que viene, volver a la carrera internacional y al más difícil todavía.

¿Eres ambicioso en cuanto al crecimiento de tu carrera?

Absolutamente. Yo soy ambicioso de nacimiento y esto es mi vida, mi día a día, lo que me motiva y me hace ilusión. De todas formas, creo que en España llega un momento en que ya no hay más. Yo con mi proyecto no puedo aspirar a ser Love of Lesbian, Supersubmarina o Amaral, porque ellos cantan en castellano y hacen lo que a la gente le gusta. Nosotros no hacemos algo que guste a la mayoría, pero sí que fuera de España nos ha abierto muchas puertas y posibilidades que quiero probar.

¿Cómo ha sido tu proceso creativo y tu manera de componer para este disco?

Yo me nutro de mis experiencias y mis movidas y luego, cuando llego a casa, me relajo, cojo la guitarra y hago las canciones. No soy mucho de grabar canciones en el hotel y cosas así, yo siempre las canciones las compongo en mi casa. Me ha venido muy bien ver a muchos grupos y viajar, además que hacía mucho que no escuchaba tanta música ni me compraba tantos discos. Todo esto ha facilitado que la maquinaria esté engrasada y las cosas hayan salido de manera muy natural.

Muchos artistas y grupos de este país que cantan en inglés al final se pasan al castellano. Supongo que esto te lo habrán planteado muchas veces, pero ¿tienes la intención de seguir tú también ese proceso?, ¿crees que es una evolución natural?

Yo creo que si haces ese cambio tiene que ser porque te lo pide el cuerpo, no porque te lo dice el de la discográfica o porque te lo dice el bolsillo. Creo en la honestidad del artista, sin pensar en esto como en un negocio. En mi caso crecí escuchando música en inglés, sigo escuchando música en inglés y me moriré haciendo música en inglés. Nunca se puede decir de este agua no beberé, pero a día de hoy lo que me tira es esto, el rock en inglés.

¿Por qué decidiste grabar el disco en Oregón?

Allí está la casa y el estudio de Richard. Yo quería grabarlo en ese lugar porque es donde él está cómodo, donde tiene todos sus instrumentos y maquinitas. Además me apetecía mucho ir a Oregón, porque donde vive es un sitio increíble, un pueblecito de mil y pico habitantes, donde se han rodado películas como Cuenta conmigo y ves ese bosque, ese puente… y flipas.

Hablando de Richard Swift, el productor, ¿qué crees que aporta su figura a tu música?

Aporta muchísimo. Te diría que este disco lo hemos hecho entre los dos, podría salir en la portada “L.A. & Richard Swift”, porque hay mucho de él, creyó mucho en esto y nos compenetramos muy bien. A nivel de armonías y de instrumentos hay mucho de Richard. Ha sido un trabajo mano a mano.

02

Después de tantos viajes, habrás visto cómo está la situación de la industria y el consumo musical en otros países, ¿qué diferencias nos encontramos con respecto a España?

En lo que al rock se refiere, como te decía antes, cuentan con una baza importante y es que se trata de su cultura. Allí, en Estados Unidos, siempre hay rock en las radios más comerciales, The Black Keys son mainstream, llenan estadios, venden millones de discos, igual que Mumford & Sons. Todo eso aquí es impensable. Aquí el número uno es Melendi, así que no hace falta que diga nada más. Yo creo que allí tardará mucho en llegar la crisis que hay aquí, porque hay un mercado muy amplio y variado, hay miles de festivales y salas. Da un poco de envidia, la verdad, por eso queremos emigrar allí.

Parece que tu carrera es la de la constancia, el ir paso a paso, sembrando hasta recoger los frutos, ¿qué consejo darías a quien aspire a vivir de esto y esté a punto de tirar la toalla?

Antes de firmar con Universal yo estuve a punto de tirar la toalla mil veces. Me arruiné dos veces, pero de verdad, de no tener un puto duro y gastarlo todo en hacer un disco doble. A mí lo único que me ha servido ha sido seguir tocando, ese es el único secreto. Si te gusta y lo que haces es honesto, la máquina va sola, no hay que forzarla.

Son tiempos en que existe un exceso de información, hay tanto donde elegir que cada vez se consumen menos discos y más canciones sueltas, reina la cultura del “random”. ¿De qué manera consumes tú la música?

Mi procedimiento diario es el siguiente: tengo cuatro o cinco webs donde entro casi cada día, leo, veo videos, etc. y los grupos que me molan los escucho en Spotify. De ahí, lo que me gusta de verdad, lo pido en Amazon o voy a la tienda más cercana a comprarlo. Eso lo hago casi diariamente. También chequeo mucho los videos de Youtube, los acústicos, los conciertos…

¿Qué artistas o grupos nos recomendarías a nivel nacional?

(Risas) Es curioso pero todo el mundo me pregunta lo mismo y ¡es una putada! Es que no consumo música nacional, nada me motiva especialmente. Sí que hay cosas originales, gente con la que hemos compartido escenario como Bigott, Mucho o Alex Ferreira, pero no compro música nacional, esa es la verdad.

¿Y a nivel internacional?

Internacional sí. Me gustan mucho Best Coast o Haim que son tres chicas jovencitas de Los Ángeles que son increíbles. Me encanta el nuevo de Foals, también me gusta el nuevo de los Strokes, Vampire Weekend… La verdad es que intento estar al tanto de lo que se cuece.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »