[crítica] El Capital (2012)

[crítica] El Capital (2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[crítica] El Capital (2012)

El Capital

Director:

Costa-Gavras

Reparto:

Gad Elmaleh, Gabriel Byrne, Natacha Régnier

Género:

Drama

Año:

2012

Duración:

113 min.

9.0

· 15 Diciembre, 2012

La gente tiende a pensar que el dinero es un instrumento. En realidad, el dinero es el amo, y cuanto mejor lo sirves, mejor te trata.

Gad Elmaleh interpreta a Marc Tourneuil, joven promesa de la banca francesa que por avatares el destino llega a convertirse en el presidente del todopoderoso banco Fénix. De la mano de Marc Tourneuil iremos descubriendo las cloacas de un mundo de opulencia y poder que cada vez es más corrupto e intocable.

Una película dirigida por Costa-Gavras cuya finalidad es la denuncia social. Aunque Fénix sea un nombre ficticio, bien pudiera tratarse del Barclays, Citibank o el HSBC. Es un claro tirón de orejas a estas sociedades que parecen haber perdido el norte de su finalidad última dentro de la sociedad, y que cada vez están más controladas por capitales especulativos. El director nos presentara a un personaje que se dejará arrastrar sin dificultad por el poder, llegando a pensar que puede hacer y tomar todo cuanto quiere. La película, prolífica en frases lapidarias contra el capitalismo, te empuja por el fango, enseñándote el por qué de algunas medidas o “recortes” tomados en estos tiempos de crisis poniéndote incluso mal cuerpo con sentencias como la destacada al principio de este artículo.

Llama la atención un recurso utilizado, dejar en algún que otro momento del film que los deseos reales del protagonista afloren, cobrando cierta vida. Claro ejemplo del control real que posee el personaje y de la hipocresía que lo rodea. La realización, sin grandes fuegos de artificio, queda sometida a la historia, la cual es a veces difícil de seguir debido al gran número de tecnicismos bancarios utilizados. Tampoco acaba uno de empatizar con el personaje y la tensión o la angustia que debería sentir. Sobre esta pata y comparados con otros proyectos de temática similar (Margin Call), se queda coja.

En cuanto al final, nos encontramos con una pequeña obra de arte, muy típica del cine europeo, donde los héroes solo existen en las películas (americanas al parecer).

Un proyecto muy recomendable, aunque pueda hacer hervir la sangre de más de uno por la evidente manera en la que parece que se están aprovechando de nosotros.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »