[crítica] Los Miserables, de Tom Hooper (2012)

[crítica] Los Miserables, de Tom Hooper (2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
[crítica] Los Miserables, de Tom Hooper (2012)

Los Miserables

Director:

Tom Hooper

Reparto:

Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway, Amanda Seyfried, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter

Género:

Musical, drama

Duración:

157 min.

9.0

· 27 Diciembre, 2012

Espectacular adaptación del famosísimo musical Los Miserables a su vez basado en la obra homónima de Víctor Hugo.

Las desventuras de Jean Valjean y su eterna persecución por el férreo Inspector Javert no podían haber sido narradas de una manera más acertada a nivel cinematográfico: la cinta no es solo una maravillosa adaptación del precioso musical compuesto por Claude-Michel Schönberg, sino que destaca como película en sí misma, resultando ser un fantástico y emotivo drama cantado. Tom Hooper dirige con acierto esta obra coral, con gran elegancia y sinceridad, demostrando como ya hiciera en el Discurso del Rey (por la que ganó el Oscar a mejor dirección, a mi juicio algo forzado) su respeto por la labor actoral y su extrema confianza en los intérpretes. Esos primeros planos secuencia cuando un personaje tiene un soliloquio o canta una canción clave consiguen extraer el alma de los personajes y entregársela al público, emocionando y cautivando. La puesta en escena es maravillosa, el diseño de producción y la escenografía están cuidadísimos, su factura técnica es brillante y el ritmo nunca decae pese a su duración, aunque la historia de amor del segundo acto nunca está a la altura del resto de la trama sobre todo a nivel emocional. Interesante el hecho de incluir una canción nueva, la bonita Suddenly, compuesta por los creadores originales del musical que le garantiza una nominación al Oscar a mejor canción y que no desentona para nada en la historia.

El reparto está casi en su totalidad en estado de gracia. Hugh Jackman se apodera de la historia y de la pantalla con su Valjean, demostrando el grandísimo intérprete que es y su desorbitado carisma. Russell Crowe está más que correcto como el implacable Javert, frío y elegante, si bien es cierto que se le echa en falta un poco más de potencia vocal y registro al cantar ya el personaje de Javert ganaría enteros teniendo una tesitura de barítono y Crowe es más bien tenor. Los secundarios, todos espectaculares a excepción de una insulsa Amanda Seyfried como Cosette, cuya voz no acaba de cuajar cuando tiene dúos con el personaje de Marius, interpretado acertadamente por Eddie Redmayne. A nivel musical, destacar la bellísima voz de Samantha Barks, que repite el papel de Éponine que ya interpretara en la versión londinense del musical, regalándonos además una gran actuación. También están en su salsa Sacha Baron Cohen y Helena Bonham Carter, sobre los que recaen los números bufos más dicharacheros de la obra, demostrando la experiencia que tienen en ese tipo de roles. Pero lo mejor para el final: si hay alguien que con media hora es capaz de quedarse con la función, esa es Anne Hathaway con su Fantine. Maravillosa, desgarradora, apabullante. El torrente de emociones que te invade viéndola cantar la famosa I dreamed a dream es impagable. Consigue transmitir sinceridad, ternura y desgracia, te hace sentir miserable. Sorprende por segunda vez en lo que va de año tras ser de lo mejor de Dark Knight Rises y se confirma como una de las mejores actrices secundarias del año.

En definitiva, Los Miserables es una obra fastuosa y bellísima, digna de admirar en todos los sentidos que no solo hace justicia al fantástico musical en el que se basa, sino que honra al mismísimo clásico de Víctor Hugo. Sin duda una de las mejores películas del año.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »