B-THEBEST: LOS 50 MEJORES DISCOS DE 2012

B-THEBEST: LOS 50 MEJORES DISCOS DE 2012
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

B-THEBEST: LOS 50 MEJORES DISCOS DE 2012

Por · 27 Diciembre, 2012

2012 ha sido un año marcado por los sonidos negros, R&B, Soul… la revisión de gran parte de estos géneros ha protagonizado un ejercicio en el que el la vuelta a la primera línea de veteranos artistas internacionales ha sido también una esperanzadora noticia. Para elegir al sucesor de El Camino de The Black Keys (nuestro mejor disco de 2011), en nuestra redacción hemos elaborado una lista que es fiel reflejo del espíritu de B-Side y responde a nuestra máxima a la hora de publicar, la calidad está por encima de todo, más allá de géneros, artistas, modas o gustos personales. Así, entre estos 50 álbumes, podemos encontrar rock, pop, blues, canción de autor, hip-hop, electrónica, incluso el flamenco tiene cabida aquí. Así, sin cerrar la puerta a nada, hemos enumerado los que a nuestro juicio son los mejores trabajos publicados en los últimos doce meses, los que más nos han marcado y dejado huella.

50. The New Raemon – Tinieblas, por fin

Retrato irónico y acertado de la realidad en la que vivimos, así es el último trabajo de Ramón Rodríguez, un excelente contador de historias con una afilada y genial manera de escribir. La inclusión de arreglos de viento y coros femeninos, dan aún mayor riqueza a estas canciones. Había que contarlo y él lo ha hecho.

49. Rufus Wainwright – Out Of The Game

Impeturbable ante el paso del tiempo los quilates de sus composiciones van in crescendo. Su aura es grande y así lo demostró en su reciente concierto en Madrid. El disco tiene toda su esencia y unos pildorazos de pop más accesible.

48. Django Django – Django Django

Una de las sorpresas de la temporada la ha protagonizado este grupo de Reino Unido y su homónimo debut discográfico. Un amplio abanico de sonidos, con presencia de electrónica, psicodelia, pop e incluso ritmos orientales, dan sentido a una propuesta ecléctica y original, sin ataduras.

47. Regina Spektor – What We Saw from the Cheap Seats

Con su vuelta, Regina Spektor demuestra que está en plena forma y nos brinda este álbum cargado de buenos temas en el que incluso se atreve a explorar con nuevos sonidos. Espectacular el single All The Rowboats.

46. Lianne La Havas – Is Your Love Big Enough?

Cómo reinventar el soul acústico y no caer en la sensiblería. Lianne La Havas redefine el género con delicadeza, poniendo su corazón en manos del oyente. Un ejercicio de autodescubrimiento, nostalgia e integridad, con multitud de dardos en forma de letra. Sin medias tintas, brillante.

45. Edward Sharpe And The Magnetic Zero – Here

Genial álbum de la multitudinaria banda californiana con el que consiguen seguir transmitiendo las buenas vibraciones con las que nos encandilaron en Up And Below, aportando un punto de madurez.

44. Of Monsters and Men – My Head Is An Animal

El prometedor debut de Of Monsters and Men, que va mucho más allá de su pegadizo single Little Talks. Canciones como Dirty Paws o Mountain Sounds son buena prueba de ello y colaboran a que este disco resulte una experiencia musical muy estimulante.

43. Love of Lesbian – La noche eterna. Los días no vividos

El grupo nacional del momento por excelencia. Un disco algo denostado por cierto sector de la crítica pero absolutamente imprescindible. Han encontrado ese hilo fino entre lo trascendente y lo superfluo y se encuentran tan cómodos que acaban contagiando e irradiando energía.

42. Richard Hawley – Standing At The Sky’s Edge

Dejando atrás su lado más melódico, el ex-guitarrita de Pulp se inclina hacia la psicodelia en su último y extraordinario álbum. Exprimiendo su vertiente rockera, este trabajo impone contundencia y oscuridad. Es visceral e impulsivo, pero su autor sigue siendo tan elegante como siempre.

41. Santigold – Master Of My Make-Belive

No hay propuesta en la actualidad que se asemeje a la de Santi White. No tiene pelos en la lengua, un descaro que se traduce en un producto combativo, con base en el eclecticismo, que bebe al mismo tiempo del hip-hop alternativo, el dancehall y la electrónica. No apto para cardíacos.

40. M Clan – Arenas movedizas

El dúo murciano nos entrega un disco intenso y sincero desde ese estatus que han sabido granjearse a lo largo de su dilatada carrera. Rock nacional con poso y un primer single de gran calado y emotiva afección. Escuchen su voz…

39. Tame Impala – Lonerism

Espectacular álbum de la banda australiana con el que además de confirmarse nos deleitan con un rock psicodélico en estado de gracia, demostrando su capacidad de creación y evolución musical.

38. Stay – The Fourth Dimension

Cualquiera diría que estos chicos nacieron cuando y donde nacieron, ya que en este álbum se perciben todos los sonidos con los que hemos crecido. Stay recogen todas sus influencias y las pasan por su tamiz para regalarnos uno de los álbumes nacionales del año. Autenticidad y frescura.

37. Leonard Cohen – Old Ideas

Otro veterano que ha facturado este año un álbum sobresaliente. No hay más pretensiones que mostrarse tal cual es, un anciano creador en el otoño de la vida, hablando de eso mismo, echando la vista atrás, pidiendo comprensión (que no compasión). Estas son las canciones de un poeta de 77 años.

36. John Talabot – ƒIN

El barcelonés John Talabot sortea un importante hándicap, es DJ y productor de nuestra madre patria y, sin embargo, ha trascendido a cotas internacionales con la soltura de los creadores de élite. Demuestra que más allá de la generación Guetta, se abre un universo de posibilidades y ensueños acunado por la electrónica más elegante. FIN.

35. The Shins – Port Of Morrow

Pop accesible, perfectamente elaborado y ejecutado. Así es el último trabajo de The Shins, una colección de canciones excelentemente producidas, que navegan entre los sonidos oldies y la modernidad sin perder un solo gramo de credibilidad. James Mercer es, sin duda alguna, un compositor de interminable talento.

34. Crystal Castles – III

Espectacular tercer álbum del dúo formado por Alice Glass y Ethan Kath. Sonidos crudos y pesados que crean atmósferas incómodas, sintetizadores marca de la casa pero con un aire de cambio y su potencia sonora son los trademarks de este LP.

33. Rihanna – Unapologetic

La princesita del pop ha dado un salto de fe hacia terrenos más complejos e interesantes, consiguiendo con Unapologetic su primer trabajo coherente. Oscuro y muy bien construido, ofrece una visión realista y expuesta de su creadora, fiel reflejo de una vida disoluta y al mismo tiempo sensible.

32. M. Ward – A Wasteland Companion

El excelente tema Primitive Girl resume a la perfección el espíritu del último disco de M. Ward, la búsqueda del equilibrio entre su faceta más introspectiva y los sonidos más luminosos que practica junto a Zooey Deschanel en She & Him. A Wasteland Companion supone el necesario punto de inflexión en la carrera del músico.

31. Twin Shadow – Confess

La electrónica bien dosificada y un buen puñado de estribillos de fácil asimilación conforman su segundo largo y le garantizan un puesto en nuestra lista. Caviar desde el país de las barras y las estrellas.

30. Norah Jones – Little Broken Hearts

Norah Jones se reinventa de la mano del productor Danger Mouse y nos brinda este Little Broken Hearts que sin llegar a la calidad musical de sus anteriores trabajos resulta refrescante en ocasiones. Destacamos la voluntad de evolución de la artista americana.

29. Anni B Sweet – Oh, Monsters!

La malagueña aparece en nuestra lista por méritos propios tras un álbum con muy buenas hechuras. Getting Older suena a himno y el sonido de Oh, Monsters! evidencia una madurez y una unicidad cada vez más patente.

28. Big K.R.I.T. – Live From The Underground

Big K.R.I.T reconstruye con esta declaración de intenciones y debut de altos vueltos la esencia del hip-hop sureño, poniéndose a la altura de especímenes como Outkast o Scarface. Live From The Underground es una rara avis de vieja escuela que vierte casi una hora de disfrute sin respiro.

27. Grizzly Bear – Shields

Grizzly Bear consiguen facturar un disco más compacto, del que es difícil destacar un tema pero del que resulta muy sencillo admirar el todo, un trabajo completo desde la primera a la última pista que remarca la calidad de la banda.

26. Estrella Morente – Autorretrato

La consagración definitiva de Estrella Morente como voz imprescindible de la escena nacional y figura clave del flamenco contemporáneo. Gracias al recientemente fallecido Enrique, su primogénita ofrece con Autorretrato el punto cumbre de su carrera, fusionando flamenco y músicas del mundo con la majestuosidad de lo clásico.

25. Passion Pit – Gossamer

El segundo disco de Passion Pit resulta más trabajado y rabioso que su predecesor, seduciéndonos con la potencia del novedoso estilo electro-pop de la banda y no dejándonos indiferentes en ningún momento.

24. Fiona Apple – The Idler Wheel…

Tras un interminable título, se aglutina una colección de canciones sostenidas a la perfección por el piano y la percusión. La desgarradora manera de contar historias de la neoyorquina no deja a nadie indiferente, su personal forma de cantar es pura sinceridad. Tras siete años, Fiona Apple ha regresado por todo lo alto, con un trabajo sobrecogedor.

23. Big Boi – Vicious Lies And Dangerous Rumors

La mitad definitoria de Outkast vuelve a demostrar su señorío tan sólo 2 años después de su magnífico debut. Diluye nuevamente las fronteras entre funk, soul, hip-hop y electrónica con un flow de escándalo y una solvencia propia de los más grandes.

22. Cat Power – Sun

Chan Marshall nos ha regalado este año su álbum más complejo y extraño, pero no por ello exento de mérito e interés. Alejado de las melodíass orgánicas a que nos tenía acostumbrados, Sun coquetea con sonidos más contemporáneos, plagados de envolventes matices y perfectamente hilvanados por la sugerente voz de la cantante.

21. Grimes – Visions

Excéntrica, fresca y descarada en su ejecución. Grimes ha concebido una pieza perfecta entre el dream pop y la electrónica. Brinda una madurez creativa que armoniza a la perfección con ese puntito inocente y la estudiada simpleza de sus letras. Una demostración muy valiente de que no está todo inventado.

20. Mary Epworth – Dream Life

No ha dejado un sólo palo por tocar con su debut. A pesar de su juventud, la londinense Mary Epworth ha sabido conjugar de manera inteligente y con arreglos majestuosos los diferentes géneros que han dominado las islas en los últimos 70 años. Añejo, exquisito, rotundo.

19. Hola a Todo el Mundo – Ultraviolet Catastrophe

Un nuevo giro en la carrera de esta banda madrileña y un nuevo acierto que sumar a su lista. Las nuevas canciones del cuarteto se visten de trajes electrónicos, de adictivos sintetizadores y melodías que se expanden. Más allá de la experimentación es donde estos chicos encuentran una realidad a la que agarrarse.

18. Mumford & Sons – Babel

Segundo trabajo de la banda británica que pone de manifiesto el buen hacer demostrado en su álbum debut, Sigh No More. Un disco creado desde la sinceridad y el cariño que los integrantes de Mumford & Sons profesan a la música que componen e interpretan.

17. Robert Glasper Experiment – Black Radio

Virtuoso pianista, líder natural y mente privilegiada. Robert Glasper da en el clavo con este nuevo lanzamiento junto a sus Experiment. La improvisación del jazz, la calidez del soul y la firmeza del hip-hop cobran vida en este despliegue de prodigio vocal e instrumental. Lo mejor de cada casa…

16. The XX – Coexist

A pesar de que Coexist tiene una tendencia continuista con su aclamado debut, eso no resta un ápice de calidad al conjunto del álbum. La melancolía minimalista se da cita en este elegante trabajo de exquisito pop con tintes electrónicos. Un álbum sugerente y seductor, para dejarse llevar y soñar.

15. Xoel López – Atlántico

De su viaje al otro lado del charco, ha traído una maleta repleta de sonidos e influencias. Rock, canción de autor y folclore se unen para formar un disco redondo, sin fisuras y con toda la personalidad de su creador. El valor más grande de Atlántico son sus canciones, con la excepcional Tierra a la cabeza.

14. Miguel – Kaleidoscope Dream

Mano a Mano con Frank Ocean y The Weeknd, ha puesto patas arriba la industria negra, abochornando a coetáneos que han hecho del dance su zona de confort. Miguel es la auténtica reinterpretación del galán de ébano. El Marvin Gaye de un nuevo siglo dominado por los ritmos sincopados y los sintetizadores.

13. Sigur Rós – Valtari

La nueva propuesta de la banda islandesa se cuela merecidamente en nuestra lista. Con un sonido ambiental y sutilmente más electrónico que los álbumes anteriores de la banda liderada por Jónsi, logra embriagar y cautivar al oyente desde el primer minuto.

12. The Avett Brothers – The Carpenter

El folk norteamericano, tan presente últimamente, tiene en esta banda de Carolina del Norte a unos de sus mejores embajadores. La exquisitez con que se construyen estas canciones, hacen que su último álbum sea sobresaliente. Con sencillez y artesanía envidiables, The Carpenter es pura tradición actualizada.

11. Flying Lotus – Until The Quiet Comes

Maestro entre maestros, Flying Lotus es el chamán del beat. Evoca e invoca sensaciones en forma de bpm, robándole a la electrónica su capacidad de ensueño y dotando a sus instrumentales de una delicadeza que cautiva desde su primera escucha. Terciopelo sonoro con colaboraciones de nivel.

10. Revolver – Let Go

Se desmarcan con un álbum en el que predominan los arreglos de cuerda y las voces empastadas. Descaro e innovación con aromas vintage procedente del otro lado de los Pirineos. Para conocerlos mejor te remitimos a los acústicos que nos dejaron en exclusiva en su visita a B-Side.

9. Julián Maeso – Dreams Are Gone

El disco nacional del año es un compendio de rock de raíces, soul, country, folk. Un doble álbum sin ataduras, sin complejos, cuidado y elaborado. El músico toledano ha conseguido facturar un glorioso trabajo a base de honestidad y talento. Dreams Are Gone tiene hechuras de clásico y nosotros lo celebramos.

8. Alt-J – An Awesome Wave

Ambientaciones grandilocuentes, líneas de bajo con mucho groove, armonías demoledoras… La apertura de miras de la psicodelia sesentera tiende un puente a la electrónica percutiva y el rock experimental; An Awesome Wave es al mismo tiempo minimalista y barroco, denso y de fácil escucha… Un acierto.

7. Beach House – Bloom

Ensoñación, música evocadora y revitalizadora. Un precioso disco de elegante dream-pop que ha conquistado el alma de gran parte del planeta. Una sola escucha es necesaria para saber que estamos ante un trabajo de muchos quilates, solo hay que dejarse conquistar.

6. Kendrick Lamar – Good Kid, m.A.A.d. City

Cuando parecía que el hip-hop estaba en sus horas más bajas, los juglares de la calle vuelven a tomar el control. Kendrick Lamar despacha con su debut una colección de canciones irrebatible y profunda. Arreglos contundentes y letras de gran calado. Justicia Poética.

5. Bob Dylan – Tempest

El veterano cantautor y, para muchos, genio de nuestro tiempo, ha facturado su mejor disco de los últimos años. La madurez y la experiencia como avales fundamentales a la hora de narrar historias crudas y, en ocasiones, oscuras. Probablemente nunca haya escrito de manera tan lúcida y despierta.

4. Jessie Ware – Devotion

Devotion es su pasaporte al estrellato. La nueva dama de la canción británica deja atrás su pasado en la electrónica underground facturando un debut de pop con tintes ochenteros que probablemente haya hecho temblar a la mismísima Sade. Fino, fino, fino…

3. Lana del Rey – Born To Die

Su repercusión mediática no ha sido tal como esperábamos pero su disco es un goteo incesante de temazos. Tremendamente elegante, moviéndose a la perfección entre lo clásico y lo contemporáneo, entre lo indie y lo mainstream, entre la épica y la calma.

2. Jack White – Blunderbuss

A medida que pasan los meses, el primer disco en solitario de Jack White parece revalorizarse. Se ha convertido en imprescindible gracias a ese ejercicio conciso de resumen de una carrera incontestable. Variedad y precisión, la energía de un artista con mayúsculas puesta en valor en un solo trabajo.

1. Frank Ocean – Channel Orange

Con su debut formal, Frank Ocean ha conseguido cambiar los cánones de un género tan longevo como el r&b, ofreciendo sin tapujos y con una sensibilidad insólita, una puerta directa a su yo más interno. Honestidad, talento, elegancia y una pizca de irreverencia le sitúan en lo más alto de nuestra lista.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »