Brave (2012)

Brave (2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Brave (2012)

Brave

Director:

Mark Andrews, Brenda Chapman, Steve Purcell

Reparto:

Kelly Macdonald, Emma Thompson, Julie Walters

Género:

Animación

Año:

2012

Duración:

93 min.

7.5

· 25 Noviembre, 2012

Pequeño homenaje a las mujeres con motivo de la aparición del primer protagonista femenino de Pixar.

Hace ya varios meses que se estrenó este film de animación, pero debido al periodo estival, no se publicó su crítica. Aunque no es de las mejores películas de la factoría Pixar, sí es lo suficientemente buena para ser recomendada y mencionada. Al no tener ya mucho sentido que detalle de manera clásica los pormenores de esta película, ya que todos la habrán visto, nos permitiremos el lujo de ofrecer una perspectiva diferente a los lectores más fieles. Sean un poco pacientes, pues si bien las piezas no parezcan encajar, al final verán el puzzle completo.

Personaje de Mérida

Brave es la historia de la joven Mérida. Una princesa de un clan Escocés que disfruta de su libertad en los bosques, practicando con el arco y montando a caballo, siempre y cuando su madre se lo permite. Su madre Elinor, preocupada por las tradiciones y la paz, no solo es estricta en la educación de Mérida, sino que la empuja a desposarse para que los clanes puedan seguir unidos. Horrorizada por la pérdida de independencia que esto puede suponer, Mérida pide ayuda a una bruja y sin pretenderlo, convertirá a su madre en una osa. Este hecho hace que la vida de Elinor corra peligro, ya que un oso es un animal peligroso al que hay que dar muerte, pero también logrará que Mérida y Elinor se comprendan mejor mutuamente.

Desde tiempos remotos la simbología de la Luna está asociada a la parte femenina. Pido a los lectores que no interpreten a partir de ahora femenino como estrictamente “sexo femenino”, porque llegados a este punto de interpretación, hay una dualidad que completa todo. Es difícil, pero piensen que estas dos partes, masculino / femenino, yin / yang, blanco / negro; son dos complementos.

fases lunares

Continuamos con la simbología lunar destacando que como cuerpo celeste nos afecta por su proximidad. La Luna, femenino, simboliza la irregularidad cíclica y la multiplicidad, que se escenifica en las diferentes fases lunares asociadas a ritmos biológicos de nacimiento (llena), crecimiento (creciente), mengua (menguante) y muerte (nueva). La Luna, con su fuerza gravitacional, mueve las aguas, las cuales simbólicamente están asociadas siempre a las motivaciones secretas, a las “emociones”. La Luna encierra en su órbita a la tierra, defendiéndola de impactos exteriores, lo que por analogía se relaciona a su vez con el instinto de protección. La Luna llena ejerce un influjo derivado del Sol y se relaciona simbólicamente con el “blanco del este”, color blanco que es también símbolo de pureza. Por ser el cuerpo celeste más cercano y conocido, simboliza a la madre, la familia.

Arquetipos lunares:

Escultura de Artemis

Luna llena.- Se asimila al modelo mítico de Artemis. Diosa de la fecundidad, está lejos de ser virgen, esta diosa es una auténtica nodriza.

Luna creciente y menguante.- Se relaciona a Diana cazadora, diosa de la caza y de los bosques, cuyo símbolo es un oso. El arco de Diana se relaciona claramente con el aspecto de la luna durante sus fases creciente y menguante. Diana adopta la forma del oso a menudo cuando hace sus apariciones.

El Oso es el símbolo de la casta guerrera. Se asocia a la luna también porque desaparece cíclicamente debido a la hibernación, la cual realiza en cavernas que se relaciona a su vez con el aspecto femenino, de la misma manera que su opuesto, las cimas de las montañas se asocian al aspecto masculino.

Representación pictórica de Diana cazadora

Leyenda de Calisto:

Calisto fue una ninfa cazadora y virgen que formaba parte del séquito de Diana, de quien Zeus se enamoró. Zeus se disfrazó y poseyó a la ninfa. Un día bañándose en una fuente Diana con su séquito, se dio cuenta de que Calisto estaba embarazada. Como cruel guardiana de la castidad que es, se encolerizó, transformando a Calisto en una osa y matándola a flechazos. Zeus apesadumbrado por la muerte de su amada, recogió el espíritu de Calisto y lo llevó al lugar más importante del cielo, colocándola como la constelación más visible del firmamento, La Osa Mayor.

Hécate, de William Blake

Luna nueva.- Se relaciona con Hécate, tercera divinidad lunar. Con características semejantes a Diana, se la considera erróneamente un modelo perverso, porque es la diosa de las almas de los muertos.

Leyenda de Perséfone o Proserpina (Hécate):

*Esta leyenda tiene varias interpretaciones y diferentes maneras de contarla.

Con cualquiera de los tres nombres anteriores se conoce a la hija de Zeus y Hera, que una vez sufrió la cólera de su madre por robarles los afeites para dárselos a Europa. Para evitar el castigo, Hécate se escondió en la casa de una mujer que acababa de dar a luz, quedando impura. Hécate para limpiar sus impurezas, se sumergió en el Aqueronte (río del dolor). A través de esta purificación se convirtió en una divinidad de los infiernos. En este último lugar presidía las purificaciones y tutelaba los hechizos y las prácticas mágicas.

Como aficionados a las artes en general que somos, nos gusta preguntarnos de dónde sale la creatividad, qué influye a quién y cómo. Sorprende siempre comprobar que hay historias, más de las que creemos, que llevan escritas desde el principio de los tiempos, y que lo único que hacemos es ofrecer matices diferentes.

Mérida es sin duda una representación más de la diosa de la caza, con su arco, defensora de su castidad y su independencia. No quiere ninguna relación más halla de la que tiene con su caballo.

Elinor se relaciona con Artemis, madre nutricia protectora de la familia. De todos los animales en los que podían haber transformado a Elinor, se decantan por el oso, asociado a los ciclos y a la simbología femenina.

Elinor es transformada en osa por una hechicera, una de las atribuciones de Hécate. Ni por un mago, ni por un jilguero, entra en escena otra mujer.

Las tres representan el triple carácter lunar, así como tres generaciones diferentes y tres estados, cielo (Artemis), tierra (Diana) e infierno (Hécate).

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »