Magnética - Friogenia (Artilugio Records, 2012)

Magnética - Friogenia (Artilugio Records, 2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Magnética – Friogenia (Artilugio Records, 2012)

Magnética

Friogenia

Discográfica:

Artilugio Records

Año:

2012

6.0

· 4 octubre, 2012

Letras crípticas, sonido enmarañado… Últimamente el indie español vive sumido en una cuestión de estilo, con permanentes clones de grupos masivos, modelos en los que mirarse y, en cierto momento, imitar. Resulta complicado encontrar proyectos realmente originales y, la globalización de la música a través de la red, no ha contribuido a ello.

Cuando hace un par de años se publicó Maida Vale, sus creadores saltaron a la palestra de un panorama musical alternativo en continua ebullición y las buenas críticas cosechadas hicieron presagiar que no estábamos ante una banda más, dedicada a repetir las fórmulas que tanto éxito habían otorgado a grupos de trayectoria similar.

El regreso de Magnética deja atrás el continuismo y pretende sentar las bases de un sonido más característico, no exento de ciertas similitudes, pero con las suficientes dosis de autenticidad para desmarcarse de las comparaciones.

Friogenia, no obstante, tiene características comunes a algunos de sus coetáneos (al fin y al cabo parece una tarea sumamente complicada mantenerse impasible ante el bombardeo de referencias musicales que nos inundan actualmente), pero aún así, presenta las líneas maestras de lo que debe ser un lenguaje propio, que les otorgue la fiabilidad necesaria para mantener una carrera coherente y de largo recorrido.

Con este segundo larga duración Aksel e Israel indagan en las continuas reflexiones a que se han visto abocados en los últimos meses, con el fin mismo de transmitir su propia intimidad y crear un universo sonoro más personal. Según ellos mismos Friogenia es “el estado en el que se encuentra una persona en el momento de dar un paso hacia algo importante en su vida”, de ahí que este disco suponga un punto de inflexión en su carrera como grupo y una nueva línea de salida desde la que tomar impulso.

Abandonando su sonido más pop, han densificado su propuesta y, gracias a las grandes melodías que han construido,  repletas de matices, donde la solidez de la guitarra adquiere un genuino carácter, nos entregan once canciones personales, abstractas y sugerentes. La voz de Aksel adquiere un cariz diferente, hallando la manera más adecuada de comunicar las sensaciones encontradas y, a pesar de los numerosos giros, suena verdaderamente creíble, algo que no es nada fácil de conseguir.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »