Hoy es el principio del final. Cierre de gira de Amaral (La Riviera, 17/10/12)

Hoy es el principio del final. Cierre de gira de Amaral (La Riviera, 17/10/12)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Hoy es el principio del final. Cierre de gira de Amaral (La Riviera, 17/10/12)

Por · 19 octubre, 2012

Fotografías: Eva San Juan

Hoy es el principio del final”.  Pero nunca un final tuvo un sabor tan dulce. Amaral termina con broche de oro una gira ya de por sí exitosa, agotando entradas en las tres fechas programadas en Madrid y Barcelona hasta el día de ayer. Su salto discográfico al vacío sin la salvaguarda de una multinacional les ha reportado una libertad extra que explotan en los doce cortes de Hacia lo salvaje. Precisamente con ese tema y como leitmotiv conceptual de un concierto que se prolongó más allá de las dos horas y media, nuestros zaragozanos más internacionales desplegaron su nueva-vieja identidad guitarrera, permitiendo a los 1500 asistentes a su primera noche en La Riviera madrileña vibrar hasta la extenuación. No es una metáfora, gracias a un estupendo trabajo de su técnico a la mesa de mezclas, el sonido fue para sorpresa de muchos al tratarse de dicha sala, “envolvente” y en ciertos momentos mágico.

Eva Amaral demostró ser un animal escénico

No se les puede negar su enorme capacidad para llegar de manera inmediata al público. Apostaron por una buena parte de sus éxitos previos y así sonaron (y fueron tremendamente coreadas) canciones como Moriría por vos, El universo sobre mi, Kamikaze, Días de verano, Como hablar o aquella mítica No sé que hacer con mi vida que nos descubría allá por 1998 a una de las mejores voces del panorama nacional. Eva es puro desenfreno en las tablas, un animal escénico con un espectacular registro que se desenvuelve con la soltura de los que no se tienen por estrella pero no pueden evitar serlo. Compartió sonrisas y complicidad con su compañero de formación, un Juan Aguirre que se mantiene en un discreto segundo plano hasta que la ocasión lo requiere. Para ejemplo, una de esas pocas citas en las que se enfrenta al micro, como en esta noche fue su interpretación de Tardes. Quizá es también esa humildad y cercanía la que les une a sus seguidores fieles y que les ha convertido en un grupo de culto del panorama pop español, capeando las siempre manidas etiquetas sobre lo que es comercial y lo que no lo es.

Amaral son garantía sonora, pero no es menos cierto que con su nuevo repertorio ofrecen un abanico más amplio e interesante de influencias, que van desde el country hasta el folk o el rock sureño. Suenan más sucios, más contundentes y más Amaral que nunca sin perder un ápice de su característica personalidad como banda.

Lo demostraron con ese tema que en palabras de Eva suena Como un martillo en la pared –y razón no le falta-, Montaña rusa, la mística Antártida, o el precioso medio tiempo dedicado a su madre, Olvido. Dos horas largas de actitud y energía de rock de estadio concentradas en un pequeño escenario y una pequeña banda de cinco componentes (guitarra, bajo y percusión). Porque ellos siempre han preferido hacer las cosas de manera discreta a pesar de su grandilocuencia y su empaste como formación.

Homenaje a Chavela Vargas y versión de Have You Ever Seen The Rain? de Creedence Clearwater Revival (versionada entre otros por Ramones o REM) incluídas, e incluso ese momento al borde de la lágrima con una extenuante revisión de uno de sus clásicos, Sin ti no soy nada, dejaron más que satisfecho a un servidor, que ha visto aumentar con esta mágica noche el respeto hacia este dupla a la que poco le queda ya por demostrar y mucho por disfrutar y hacer disfrutar.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »