Antony and The Johnsons - Cut The World (Secretly Canadian, 2012)

Antony and The Johnsons - Cut The World (Secretly Canadian, 2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Antony and The Johnsons – Cut The World (Secretly Canadian, 2012)

Antony and The Johnsons

Cut The World

Discográfica:

Secretly Canadian

Año:

2012

8.5

· 14 Agosto, 2012

Pocos lanzamientos pueden ser más prometedores en la actualidad que un disco en directo de Antony and The Johnsons, con el acompañamiento de una orquesta sinfónica. Cut The World recoge la esencia de lo que se vivió durante los dos conciertos que ofrecieron en Copenhague los días 2 y 3 del pasado mes de septiembre y, por tanto, es una excelente manera de tomar el pulso a lo que Antony Hegarty ofrece cada vez que sube a un escenario.

El genial y misterioso artista, cuya androginia es parte fundamental de su personalidad y de su manera de sentir el mundo que pisa, brinda una lección magistral de interpretación en cada una de las canciones que aborda y este trabajo es el claro ejemplo de que un concierto suyo es mucho más que eso, es una experiencia que, de alguna manera, traspasa los límites musicales.

Podríamos poner un pero al listado de canciones elegidas para este álbum, ya que el neoyorquino ha prescindido de canciones bandera de su repertorio, como la excepcional Hope There´s Someone, del mismo modo que quizás se nos hace corto para ser un disco en directo o echamos de menos un DVD que acompañe el lanzamiento. Pero es absolutamente indudable la calidad de lo que contiene Cut The World, doce joyas donde la privilegiada voz de Antony es acompañada de acertados arreglos interpretados de manera exquisita por la Orquesta Sinfónica Nacional de Dinamarca. Por tanto no nos detendremos en valorar lo que falta o lo que podía haber sido este disco a la hora de emitir una opinión acerca de él.

La capacidad de emocionar y erizar la piel que tienen las piezas del cancionero de Antony and The Johnsons es tal que, cuando uno se adentra en su universo musical, tiene la sensación de aventurarse en un terreno reservado para unos pocos, con capacidad para arrastrar sentimientos de manera sublime. El continuo alegato por la feminidad del mundo, protagonizado sobre todo por el corte número dos, el discurso Future Feminism, es el hilo conductor que da sentido a este trabajo.

Canciones como la propia Cut The World, Swanlights o The Crying Light dotan de un halo espiritual a la icónica imagen de su intérprete, indicando que no estamos ante un cantante cualquiera, sino ante uno de los genios de nuestro tiempo. Una lírica sobrecogedora y un maravilloso sonido dan sentido a una obra lumínica y cautivadora, que podía dar algo más de sí, aunque lo que contiene es indiscutiblemente sobresaliente.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »