Moonrise Kingdom (2012)

Moonrise Kingdom (2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Moonrise Kingdom (2012)

Moonrise Kingdom

Director:

Wes Anderson

Reparto:

Jared Gilman, Kata Hayward, Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Tilda Swinton

Año:

2012

Duración:

94 min.

8.0

· 21 Junio, 2012

La acción se sitúa en un bochornoso verano de 1965. Sam, un niño de 12 años, es uno de los boy scout de un campamento que se celebra cada año en Nueva Inglaterra. Tras una de sus locuras, Sam encuentra de repente a Suzy, una niña de mirada enigmática y que pronto se convertirá en su alma gemela. Ambos traman un plan para fugarse juntos, es entonces cuando las autoridades y demás boy scout se unen para buscar a esta pareja de niños perdidos en medio de la naturaleza.

Las calificaciones que recibe Moonrise Kingdom distan mucho unas de otras, si bien los críticos cinematográficos la puntúan con un sobresaliente, llegando incluso a rozar la obra maestra, el público más exigente aprueba el film con un suficiente casi raspado. Lo que está claro es que, para evitar decepciones, hay que conocer lo que tenemos delante: una película independiente.

La cinta comienza con una introducción caótica, la casa de Suzy se nos presenta con unos travellings veloces mientras que en la radio suena una locutora que habla en inglés. El vestuario de los personajes de estilo hippie y el decorado de la casa con paredes forradas de papel pintado, van de la mano, una moda que aunque hayan pasado ya cincuenta años, vuelve a estar de actualidad.

Wes Anderson dirige Moonrise Kingdom, una historia original y atípica de ese primer amor entre dos niños. La comedia es la base del largometraje y tras este, se esconde una fotografía llena de colorido. La isla, que despliega unos maravillosos paisajes, podría  convertirse fácilmente en el protagonista principal de la trama.

En el guión que firma Roman Coppola, también se destaca el papel de la familia y la relación que tienen entre sí sus diferentes miembros. Familias desestructuradas cuya difícil convivencia afecta siempre a los hijos, Sam y Suzy sufren problemas para relacionarse con los demás niños, quizá, es debido a la ausencia palpable de cariño y amor que hay en sus hogares.

Este cine de autor, tal vez, es mucho más profundo de lo que el espectador piensa. Se nos enfrentan dos mundos claramente opuestos, el infantil y el adulto. Muchas veces, tanto unos como otros, actuamos de forma absurda, reaccionamos sin pensar, quedamos en ridículo, somos difíciles de entender… y aunque compartamos muchos comportamientos, nunca lograremos entender el mundo del otro. Esto es lo que Anderson quiere comunicar y expresar a su público, la vida son diferentes etapas y hay que disfrutar lo máximo en cada una de ellas sin miedo al qué dirán los demás.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »