Justin Townes Earle - Nothing’s gonna change the way... (Bloodshot Records, 2012)

Justin Townes Earle - Nothing’s gonna change the way... (Bloodshot Records, 2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
Justin Townes Earle – Nothing’s gonna change the way… (Bloodshot Records, 2012)

Justin Townes Earle

Nothing’s gonna change the way…

Discográfica:

Bloodshot Records

Año:

2012

8.0

· 12 Junio, 2012

Tras deshacerse de la pesada y, en ocasiones, incómoda carga del apellido, el hijo del mítico Steve Earle, regresa con un nuevo álbum bajo el brazo. Después de facturar excelente trabajos (el último, Harlem River Blues, absolutamente esencial), de marcar su propio destino y señalar una hoja de ruta cada vez más personal, Justin Townes Earle, deja atrás de manera definitiva los perjuicios que conlleva ser el “hijo de”, para afianzar su propio yo y materializar una carrera que, si bien resulta difícil desmarcarla del mito de su progenitor, no desmerece en absoluto y va camino de convertirse en algo totalmente reivindicable.

Bajo el título de Nothing’s gonna change the way you feel about me now se encierra una nueva colección de canciones que, aun manteniendo la esencia folk-rock de anteriores trabajos, se muestra mucho más pausada e intimista, con suaves acercamientos al soul y ecos de Van Morrison o incluso de Ron Sexsmith. Sigue manteniendo la raíz propia del sonido “Americana”, pero pasándola por un tamiz negro y aderezándola con una voz que suena mucho más encajada, más concisa y con mayor carisma que en anteriores trabajos, recordando en ocasiones al mejor Ryan Adams.

A pesar de haber una gran conexión entre cada uno de los temas que forman este disco y percibirlo como una gran obra en su conjunto, las variantes introducidas por Justin en las canciones, salpican de distintas tonalidades ese sonido añejo que siempre resuena detrás de cada corte. Así, ya en el primer corte Am I that lonely tonight encontramos los sutiles metales que darán sentido a todo el trabajo, pero a medida que descubrimos el resto de piezas damos con ritmos de Rock & Roll clásico como Baby’s got a bad idea, con ambientes íntimos cercanos al jazz en Down on the lower east side, o retazos country en Won´t be the last time, con una elegante steel guitar como protagonista. Son solo algunas muestras de la capacidad que tiene el cantautor de Nashville de asumir diferentes registros dentro de un mismo concepto sonoro.

Probablemente Nothing’s gonna change the way you feel about me now no llegue a la altura de sus anteriores entregas, pues parece que ha perdido algo de fuerza su propuesta musical, ya no duele tanto, pero a cambio ha ganado en dulzura y Townes canta mejor que nunca, encontrando la manera exacta de interpretar sus composiciones sin correr el riesgo de sonar a algo poco genuino. Este disco marca un nuevo paso en la acertada y consistente carrera de una artista en plena madurez creativa, pero que no parece haber llegado a su punto álgido. Aún tiene mucho que decir y seguirá dando que hablar, lo cual no deja de ser una fantástica noticia.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »