Leiva, La Riviera (13 de abril de 2012)

Leiva, La Riviera (13 de abril de 2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE

Leiva, La Riviera (13 de abril de 2012)

Por · 15 Abril, 2012
Leiva, La Riviera (13 de abril de 2012)

La primera experiencia seria de Leiva al margen de Pereza se está saldando con un rotundo éxito sea cual sea la ciudad en que presente su disco Diciembre. La sensación general es de caminar sobre seguro, manteniendo a sus seguidores de siempre y girando con una banda reconocida, no obstante, la mayoría de los músicos que le acompañan ya hacían lo propio en las giras de la banda que forma con Rubén Pozo.

La Riviera ha sido la sala elegida para la puesta de largo de su nuevo repertorio en la capital y, durante dos noches consecutivas, el músico madrileño ha demostrado con una irreprochable actitud que el Rock & Roll patrio tiene una figura fundamental en él mismo. Más allá de etiquetas, de comparaciones y tópicos, la música es la que manda y ahí no hay discusión posible, Leiva es un animal de escenario, con grandes recursos y virtudes para poder hacer lo que quiera en cada momento.

Abrieron fuego Los Madison, banda madrileña que recientemente ha publicado un excelente álbum llamado Compás de espera y que, a pesar de ser unos desconocidos para muchos de los allí presentes, se hicieron con el público como nadie, ejerciendo de teloneros con una suficiencia abrumadora y demostrando que tienen mucho que decir en el panorama pop-rock de nuestro país. Hicieron disfrutar al público a base de grandes canciones que sonaron con una calidad indiscutible. Nunca es fácil actuar ante un público que no es el tuyo, pero si además dicho público pertenece a alguien con el carisma de Leiva y la devoción por él se palpa en el ambiente, la tarea se puede hacer verdaderamente complicada. No fue el caso de Los Madison, pues consiguieron una atención total a su actuación y convencieron al más escéptico de su fortaleza escénica.

A las 21:30 horas aproximadamente, se presentó Leiva sobre las tablas de La Riviera, rodeado de su fantástica banda de acompañamiento para entonar Nunca nadie y enlazar canción tras canción con gran energía y convicción. A esas alturas ya se pudo percibir que esa iba a ser una gran noche para todos y, a pesar de que a veces el público (especialmente el femenino) tapara la voz del propio artista, esta sonó a un gran nivel. Quizás ese sea el mayor “pero” que habría que poner al show, a veces un sector demasiado grande de los asistentes parece estar en una competición sonora para ver quién canta más alto, los gritos en algunos momentos eran definitivamente incómodos. Pero paradójicamente eso también es un medidor perfecto del éxito y la pasión que tiene el público por el cantante, pues entonaron al unísono cada una de las palabras contenidas en la veintena de canciones que sonaron.

La sencilla pero efectiva puesta en escena de la Leiband (así es como llama su líder a los músicos con los que se está subiendo a los escenarios de todo el país) y la excelente iluminación, potenciaron aún más si cabe la calidad de los temas del setlist. Son siete los músicos que arropan a Leiva en sus directos (guitarra, bajo, percusiones, batería, teclado, trompeta y saxo) y es de justicia destacar el excelente sonido que consiguen en cada canción. Se trata de una banda que suena cohesionada, como una apisonadora, en la que cada instrumento está en su lugar y dota de gran consistencia y equilibrio al directo. El excelente trabajo de los metales viste con una cálida textura cada una de las canciones, tal es el caso de Telediario y su aroma blues, que sonó de manera espectacular. Quizás el mejor momento de la noche.

A lo largo de algo más de hora y media, se desgranaron cada uno de los temas de Diciembre, destacando la emocionante pero triste Vis a vis, la potencia de 92 o, la incontestable Eme. Además regaló a sus seguidores un puñado de canciones de Pereza, así como una versión de El caso de la rubia platino del maestro Sabina, una canción de Sidecars, el grupo de su hermano Juancho, guitarrista de esta gira. También hubo un momento que fue un regalo para los más fieles, cuando Leiva entonó la rareza Superviviente, la menos coreada de la noche con diferencia.

La delgadez del ex componente de Pereza contrasta con la energía que desprende y con el aura de gran estrella que le rodea. Diciembre es su debut en solitario, pero mantiene el mismo espíritu al que nos tenía acostumbrados, dándole incluso algo más de personalidad. Se nota la emoción al presentar sus canciones y se siente cómodo con el éxito masivo. Es sinónimo de chulería y actitud Rock, de gran conocimiento musical y predilección por los clásicos de siempre. Leiva, a pesar de los clichés, es una estrella, le pese a quien le pese.

Setlist:

  1. Nunca nadie
  2. Penaltis
  3. Éxtasis
  4. Todo lo que tú quieras
  5. Animales
  6. Superviviente
  7. Las cuentas
  8. Miedo
  9. Aunque sea un rato
  10. Como lo tienes tú
  11. El caso de la rubia platino
  12. Sudando la tristeza
  13. Vis a vis
  14. Telediario
  15. 92
  16. Ya no tengo problemas
  17. Superhermanas
  18. Amelie
  19. Eme
  20. Lady Madrid

Fotografías realizadas por Olga Franco

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »

    Lo que dicen de nosotros »

  1. […] los músicos más sólidos del panorama nacional.  Ya pudimos comprobarlo el pasado mes en la sala La Riviera madrileña y hoy te ofrecemos la posibilidad de comprobarlo por ti mismo. Uno de nuestros lectores, […]