La Pesca del Salmón en Yemen (2012)

La Pesca del Salmón en Yemen (2012)
B-SIDE MAGAZINE // PARA HABLAR DE ARTE... HAY QUE HACERLO CON ARTE
La Pesca del Salmón en Yemen (2012)

La pesca del salmón en Yemen

Director:

Lasse Hallström

Reparto:

Ewan McGregor, Emily Blunt, Amr Waked

Género:

drama, romance

Año:

2012

Duración:

111 min.

7.0

· 24 Abril, 2012

Nos encontramos ante un tipo de historia  de las que adolece Hollywood, principalmente por su originalidad.

El Dr. Alfred Jones (Ewan McGregor) recibe el encargo por parte de una gran corporación, la cual administra los bienes en Reino Unido del Jeque Sheik Muhammed, de introducir el salmón en una cuenca de Yemen para favorecer la pesca deportiva.

El Jeque Muhammed, el Dr. Jones y la Srta. Harriet se volcarán con una difícil empresa que en teoría, y solo en teoría, puede funcionar.

El director Lasse Hallström (Las Normas de la casa de la sidra / Chocolat) nos adapta la novela de Paul Torday, ofreciéndonos una de esas historias intimistas, bonitas, que se asientan sobre los hombros de personajes que por serendipia, encuentran el sentido de su vida.

Termina de firmar el guión Simon Beaufoy, el cual ha demostrado talento para detectar y adaptar buenas historias que se alejan de lo estrictamente comercial. Un ejemplo, Slumdog Millonaire o 127 Horas.

Amr Waked, Ewan McGregor, Emily Blunt

Lo más relevante de esta historia es el arco de cada personaje. El punto de partida de cada uno de ellos así como sus evoluciones están muy bien desarrollados y son muy verosímiles. Cada uno de ellos se enfrenta a conflictos de manera muy natural y sobre todo y lo más importante, son consecuentes con las decisiones que toman. Aunque pueda parecer una tontería, estoy un poco cansado de ver como guionistas y directores se sacan ases de la manga para justificar las decisiones y hacer y deshacer de cualquier manera.

El Dr. Jones (Ewan McGregor) es un experto en el salmón que trabaja para el estado, atrapado en una vida anodina, un matrimonio sin expectativas y un trabajo de oficina que dista mucho del trabajo de campo que pueda hacer un experto en pesca. El Dr. Jones está a su vez encorsetado por una moralidad y unas reglas sociales estrictas que por otra parte son muy típicas en el Reino Unido. Lo que en un principio parece un descrédito para su carrera profesional, se convertirá en el proyecto que le hará replantearse el fondo de su vida y volver a tomar contacto con las raíces de su pasión, la pesca.

Harriet (Emily Blunt), es una joven administrativa de una poderosa multinacional, cuyo principal objetivo profesional es llevar a término los deseos del Jeque. Este proyecto le sirve como vía de escape para asumir una difícil situación personal, ya que su novia ha desaparecido en la guerra de Afganistán.

Sheik Muhammed (Amr Waked) es un árabe cuya riqueza proviene del petróleo, al cual se le define en la película como hombre con más dinero que cabeza. Nada más lejos de la verdad. Es un personaje quizás un tanto estereotipado al que se le ha cargado de una sabiduría popular. Podríamos definirle como a un filósofo Pop, cuyos planteamientos aunque superficiales son válidos y muy interesantes. Va en busca de aquello que iguala y equilibra a los hombres, que en su opinión es disfrutar de un deporte como la pesca del salmón.

Ewan McGregor ha demostrado una vez más su capacidad camaleónica para abarcar prácticamente cualquier papel. Incluso cuando el arco del personaje que maneja va cambiando, no deja de presentar ese fondo sobre el que se asienta el Dr. Jones, y de manera muy creíble, en ningún momento se desprende del todo del corsé social que le abraza.

Salmón remontando el curso de un río

La pesca deportiva no deja de ser un recurso que utilizan los autores para ejemplificar de que manera la vida no es más que luchar a contracorriente. Llegados aquí me gustaría destacar el momento en el que el director utiliza una alegoría del Dr. Jones nadando “río arriba” en las calles de Londres, como momento determinante en el que el personaje se involucra de verdad con el proyecto.

Fuera de la historia en sí misma, otro aspecto que llama la atención es el montaje del film. La explotación de ciertos recursos gráficos como apoyar las voces en off con texto en pantalla, o utilizar viñetas del AIM de Yahoo para presentar ciertos diálogos, dan cierto ritmo a la película que pudiera parecer en un principio lenta. Desde luego su título no invita a otra cosa.

Me gustaría recomendar esta película por ser algo diferente. Sí, es una historia de amor clásica, y sí, sus planteamientos “filosóficos” no producen una catarsis reveladora aunque en función de tu estado anímico puede serte más o menos útil. Pero es una película más que entretenida que te hará pasar un rato ameno.

PUBLICIDAD

Lo más B-side en tu correo

¡Comparte!

Queremos conocerte mejor... »